Kim Novak revela décadas después que Tony Curtis abusó de ella

NUEVA YORK.- KIM NOVAK, la joya de la corona del cine de la década de 1950 que protagonizó “Vértigo” de Alfred Hitchcock, reveló haberse despertado aturdida y desnuda después de tomar solo una copa en una fiesta organizada por Tony Curtis.

“Tony Curtis me trajo una bebida”, explicó Novak, de 88 años, en una entrevista explosiva con el Hollywood Reporter. “No lo sé, creo que solo tomé una copa allí. Pero eso es lo último que supe. No sé nada después”, añadió.

“No sé qué pasó después de eso o cómo mi auto regresó al frente de mi apartamento”, recordó la actriz, quien cree que su bebida estaba “adulterada”. “Creo que Tony Curtis lo hizo”, dijo Novak, quien jamás había contado hasta ahora lo ocurrido en aquella reunión.

Curtis, candidato a un Premio Oscar a Mejor Actor por el filme The Defiant Ones (1958) y padre de la ganadora del Golden Globe Jamie Lee Curtis, falleció en 2010.

“La gente no hablaba de cosas así, pero nunca pude entenderlo… nunca me desmayé en toda mi vida”, dijo la estrella de Picnic, entre otras películas. La actriz, de 88 años, recordó que, al despertar al día siguiente, “no estaba vestida”.

Novak, quien se alejó de la escena pública a mediados de los años 60, admitió haber soportado varias “experiencias #MeToo” a manos de los grandes productores y directores de Hollywood.

Sin embargo, Novak aclaró que el director Harry Cohn, quien fuera director del estudio de Columbia Pictures, fallecido a mediados de 60, no fue uno de ellos a pesar de haberla considerado una “polaca tonta y gorda”.

“No, ni tonta, gorda, ni polaca”, afirmó Novak, quien tuvo un retorno al centro de atención como presentadora de premios Oscar en 2014, durante el cual Donald Trump tuiteó y sugirió que debería “demandar a su cirujano plástico”.

Novak ha pasado la segunda mitad de su vida pintando. Sus creaciones de acuarela, pastel y óleo están expuestas al público en el Butler Institute of American Art en Youngstown, Ohio.

La actriz aseguró que el filme Vértigo de Hitchcock, que derrotó a Citizen Kane como la Mejor Película de todos los tiempos en 2012, en una encuesta de Sight & Sound, y la potencia del movimiento #MeToo, ayudaron a inspirar su arte.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios