Muere a los 48 años el ex Garibaldi Xavier Ortiz, sin conocerse la causa

Xavier Ortiz, ex cantante del Grupo Garibaldi, falleció a los 48 años, sin determinarse al momento las causas de su deceso.

La información fue dada a conocer su ex compañero Sergio Mayer, a través de sus redes sociales. Ortiz estuvo casado con Patricia Manterola.

El diputado federal Sergio Mayer, externo:”Con profunda tristeza y gran dolor, informo del fallecimiento de mi querido hermano y gran compañero, Xavier Ortiz. Mis sinceras condolencias a su familia, amigas y amigos, y la comunidad artística. #QEPD

“Estoy devastado por la pérdida de un hermano, él era mi hermano porque así lo decidimos los dos. Comparto con ustedes la lamentable pérdida de mi hermano Xavier Ortiz, compañero, hermano de Garbialdi… te amo, Xavier”, expresó Sergio Mayer con la voz entrecortada.

Xavier Ortiz fue uno de los galanes más cotizados de los años 90 en México y Estados Unidos. Como integrante del grupo Garibaldi conquistó a Patricia Manterola. Desde el inicio de esta pandemia pasaba por apuros económicos y desempleo.

Sin trabajo y lejos de su hijo, Ortiz expresó que para salir adelante había empezado a vender cubrebocas y gel antibacterial. En una de sus últimas entrevistas al comenzar la pandemia, se le veía demacrado y deprimido, a la vez de admitir que no la estaba pasando nada bien, además de no poder ver a su pequeño hijo.

Descanse en paz Xavier Ortiz.

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Desarrolla IPN careta inteligente que monitorea a distancia a pacientes con Covid-19

Para contribuir con las instituciones de salud durante esta pandemia por el COVID-19, investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrollan un sistema integral de monitoreo, que, a través de una careta y un guante inteligentes dotados de sensores, dará seguimiento al estado de salud general de pacientes infectados con el coronavirus SARS-CoV2, y mediante comunicación remota los resultados podrán ser valorados en tiempo real por el médico.

El sistema diseñado por el doctor Juan Humberto Sossa Azuela, Jefe del Laboratorio de Robótica y Mecatrónica del Centro de Investigación en Computación (CIC) del IPN, medirá, a través de sensores no invasivos de grado médico colocados en la careta y guante, señales bioeléctricas como la saturación de oxígeno, temperatura, el ritmo cardiaco, la frecuencia respiratoria y la capnografía, es decir, la manera en que la persona respira.

“Son dispositivos muy pequeños que monitorean al paciente sin incomodarlo, cuando alguno de los parámetros se sale de rango, se emite una alerta hacia el teléfono móvil del médico tratante, quien, en cuestión de minutos, podrá tomar las decisiones pertinentes para su paciente”, destacó Sossa Azuela, quien es integrante del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) Nivel III.

El especialista en robótica aseguró que este sistema forma parte de un conjunto de requerimientos por parte del sector salud que permitirán, a través de la ciencia y la tecnología, atender las necesidades más apremiantes que se han suscitado durante esta pandemia, como lo es la valoración médica a distancia para evitar constantes consultas médicas en hospitales y centros de atención de salud donde normalmente se presentan las cepas de contagio.

“Con esta careta y el guante, el paciente puede estar bajo estricta vigilancia médica, sin que el especialista esté presente, con lo que es posible mantener a la persona bajo el confinamiento requerido, además de que se evita la saturación hospitalaria”, detalló.

El científico politécnico, integrante de la Academia Mexicana de Ciencias, explicó que con los datos muestreados, también se podría diagnosticar a pacientes que por alguna causa no pueden o no desean salir de casa para la valoración médica, de esta manera el diagnóstico remoto disminuiría la propagación del virus.

Este sistema integral de monitoreo remoto es muestra clara de los desarrollos científicos y tecnológicos que se realizan en el IPN para hacer frente a esta emergencia sanitaria.

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

¿Normalidad o anormalidad?

El show business en general y la telera nuestra de cada día en particular bien saben que el lema “renovarse o morir” adquiere más relevancia que nunca. Además de los protocolos, filtros sanitarios, distanciamiento y medidas cautelares para evitar los “rebrotes” en un México que ni siquiera ha controlado la propagación del Covid-19 y menos aún tiene un mínimo de certeza de si la curva es plana, achatada o cóncava, la industria del entretenimiento no puede esperar.

Televisión, teatro, cine, música, masivos, museos, presentaciones, conferencias de prensa, shows, se alistan a una de las mayores crisis y retos por enfrentar. Productores, directores, guionistas, crews, logística, equipos de producción, maquillistas, peinadores, staff, camarógrafos, directores de escena y de locación, asistentes, personal de seguridad, escenógrafos, ambientadores, no deberán dar nada por sentado. La previsión y prospectiva de escenarios, a saber el catastrófico, el neutral y el ideal, será la clave para reactivar el vital entretenimiento. Que si no puede haber besos –sean de mejilla, boca, lengua o apasionados- arrumacos, escenas de cama y regadera, luchas cuerpo a cuerpo, numerosos actores y actrices en escenas tanto en foro como en locación, la nueva normalidad no debe volverse ante el espectador reflejo de una nueva anormalidad, sino del momento real de un mundo que ya no es ni será el mismo. Ver para creer. Telévoros: ¡Uníos!

Por Roberto Rondero

TELÉVORO / TV&SHOW

¿Quién quieres ser mañana?

Relacionado a esta cuarentena, elegir nos da una posición de poder y de saber que podemos transformarnos por elección y desaprender lo que no nos gusta de nosotros. En coaching lo utilizamos mucho para ampliar motivos para cumplir metas. Primero hay que ser y después hacer.

Cuando tenemos esa posición de poder nos abrimos a nuevos caminos y somos más conscientes de buscar los recursos que sean necesarios para elegir nuestro camino para saber quiénes seremos a partir de hoy.

¿CÓMO LE HACEMOS?

Realizar una lista de solo valores que nos definen, cualidades, cosas que nos distinguen, que nos hacen brillar y sentirnos plenos. Otra opción, puede ser ampliar la lista con las personas más cercanas en nuestro entorno, que nos digan una cualidad o valor y seguramente nos vamos a sorprender de cosas nuevas que vamos a escuchar. Será un gran regalo que servirá para plantearnos por elección quién queremos ser y reinventarnos, sacando lo mejor de nosotros.

Adentrarse y desaprender lo que no nos gusta de nosotros, sin juzgarnos. Trabajar en pareja, a distancia con amigos o en familia y poner en la mesa el tema que queremos trabajar, así generamos espacios para cuidarnos y, acompañados, será más fácil poder trabajarlo.

Alejandro Bon/ Coach Desarrollo Humano

RONDERO’S MEDIOS