Antología de Benedetti, más vivo que nunca por Joan Manuel Serrat

  •  

El 14 de septiembre de 1920 nacía en Paso de los Toros, Uruguay, uno de los poetas más queridos y seguidos de todo el ámbito del español: MARIO BENEDETTI. Hoy, cuando se cumplen cien años desde aquel día, esta antología de sus poemas nos devuelve a un BENEDETTI más vivo que nunca: sus versos siguen siendo recitados, cantados, compartidos y recordados como si hubieran sido escritos ayer, como si contaran el mundo y las emociones que conocemos y vivimos en 2020.

Y es que la poesía de BENEDETTI ha trascendido el ámbito de lo literario y se siente, a ambos lados del océano, como parte de un patrimonio popular que nos enlaza a todos y que nos legamos unos a los otros de generación en generación.

En esta antología poética se unen de nuevo dos figuras queridas en el ámbito de la cultura en español. Una de ellas es, claro está, Benedetti. La otra, Joan Manuel Serrat (al que se ha llamado “el más latinoamericano de los cantautores españoles”), con cuyas canciones ocurre el mismo fenómeno que con los poemas de Benedetti: basta con escuchar los primeros acordes de una de ellas para que todos recordemos inmediatamente su letra.

En 1985 el poeta y el cantautor trabajaron juntos para componer el disco El sur también existe con canciones musicadas por Serrat que son en su mayoría versiones de poemas de Benedetti (todas excepto la que da título al disco, que ambos compusieron en coautoría) y que se convertiría, desde el principio, en uno de los más emblemáticos de Serrat. Ese fue el punto de partida de una amistad entre los dos que se mantuvo intacta hasta la muerte del poeta en 2009.

Ahora, cuando se cumplen treinta y cinco años de ese periodo de creación conjunta, Benedetti y Serrat vuelven a dialogar en este volumen, y ese diálogo vuelve a ser tan intenso y enriquecedor como lo fue entonces. En esta ocasión, el fruto de esa «conversación» es una antología que recoge algunos de los mejores poemas del autor uruguayo. El paso del tiempo le ha mostrado a Serrat nuevas facetas de la poesía de Benedetti y, con ello, también de la vida del autor. Porque poesía y vida van unidas en la obra de Benedetti, de todos los Benedettis que hay en Benedetti, como dice Serrat en su prólogo a la edición, «el oficinista rutinario, el montevideano de clase media, el periodista comprometido, el viajero curioso, el militante de la patria doméstica, el exiliado y el desexiliado, y también el intelectual parcial, el luchador político y, por supuesto, el poeta minucioso y trabajador que nunca dejó de ser». Porque Benedetti es el poeta de la vida, el de la experiencia cotidiana; y esta antología es una prueba del amor de Serrat por su poesía.

Cada lector de Benedetti podría organizar su antología personal del poeta, la que incluye sus poemas favoritos. Esta ANTOLOGÍA POÉTICA es la antología de Serrat. La selección de los poemas que la forman está hecha al dictado de su propio gusto, de sus emociones, de su conocimiento del poeta y de su obra, del redescubrimiento que supone leerle varias décadas después de El sur también existe.

Hay algo de cancionero al modo petrarquista en este libro. Porque los poemas, ordenados cronológicamente, dan cuenta de la vida del poeta, de sus inquietudes y sus desvelos, de la huella que las presencias y las ausencias, los viajes, los compromisos y los desengaños van dejando en él.

En palabras del propio Serrat, “en su obra, siempre llena de compromiso social, no falta nunca la imprescindible presencia del amor, el tema más universal de la poesía; bálsamo o veneno, el amor, siempre un apogeo de las relaciones humanas”. Generación tras generación, los enamorados colocaron en sus labios algunos de los versos aprendidos del poeta y los grabaron junto a sus nombres en las cortezas de los árboles de todos los parques. Las muchachas llenaron cuadernos con poemas de Benedetti y, desde el paredón de la fábrica, replicaba aquel que aprendimos huérfanos o en pareja y que aún hoy repetimos como una letanía. Esencias de un perfume que al sentirlo de nuevo nos devuelve el tiempo en que, felices o no, fuimos presente; versos que son sólo nuestros, que se hilvanan en la entretela del alma y que uno acaba amando como se ama a sí mismo. Pero al tiempo que el amor, a lo largo de toda su vida, por razones literarias o personales, la nostalgia y el exilio estarán presentes en la obra de Benedetti. A veces la nostalgia provocará el exilio, y otras será el exilio el que avive la nostalgia.

Mario Benedetti ha sido uno de los escritores más fecundos y populares de América Latina. Un hombre de aspecto frágil y sencillo, de gesto y voz mesurada, que acercó a la gente su palabra despojada de solemnidad. Escribió, a contramano de las modas imperantes y de la crítica, historias que son las peripecias del hombre medio. Visitó todos los géneros literarios: la novela, el relato, el teatro, pero fue la poesía su género predilecto, el que marcó más intensamente su vocación y el más abundante y popular de toda su obra. Probablemente Benedetti sea el poeta más leído en nuestro idioma y, con toda seguridad, el más cantado.»

UN DATO:

BENEDETTI publicó más de ochenta libros de los que se han hecho millares de ediciones en veinticinco lenguas y más de cincuenta países. Escribió poesía, cuento, novela, ensayo, crítica literaria… Fue letrista musical y sus poemas se han realizado cientos de versiones que han cantado, además de Serrat, artistas como Nacha Guevara, Daniel Viglietti, Pablo Milanés, Soledad Bravo, Rosa León, y Tania Libertad entre muchos otros. Y por todo ello es uno de los autores más importantes del catálogo editorial de Alfaguara tanto en España como en la región norte y central de América Latina en todos los formatos: trade, bolsillo, ebook y audiolibro.

Con esta antología, Alfaguara ―que ha contado con la colaboración de la editorial Visor para hacerla posible―, y con la reedición de la biografía definitiva del poeta, Un mito discretísimo. La biografía de Mario Benedetti, escrita por la directora de la Fundación Benedetti en Uruguay, Hortensia Campanella, celebra el centenario del poeta. «Emociona descubrir que la obra de un autor está tan viva que, en cada momento, por muchos años que pasen, consigue interpelarte hasta sentir que cuenta tu propia vida ―declara Pilar Reyes, directora editorial de Alfaguara―. Emociona también comprobar que el poeta más joven del mundo cumpliría hoy cien años.»

HAN DICHO:

“Me apasiona su poesía y su actitud ante la vida. Ha legado a Latinoamérica los ideales de libertad, justicia y solidaridad. Benedetti no nos dejará nunca, siempre estarán sus poesías”. Joan Manuel Serrat

“De su mundo literario nos quedan los bellos poemas y relatos que escribió, reivindicando con amor esas vidas incrustadas en la monotonía de la rutina, de heroísmo discreto, que van puntualmente a la oficina”. Mario Vargas Llosa

“Él nos enseñó que la poesía no es inventarse un lenguaje raro al margen de la sociedad sino tratar de la manera más respetuosa posible el lenguaje de la tribu. La necesidad de una dimensión cívica y ética de las palabras me parece importante y ahí está la enseñanza de Mario Benedetti”. Luis García Montero

“Esa combinación de tristeza e ironía, y de ingenuidad a veces rabiosa, que hay en sus versos, y en su vida, es la música que debe sonar de fondo”.- Juan Cruz

“Los versos de Benedetti saben a calle y a corazón partido y por eso muchos de ellos han sido cantados”. Joaquín Sabina

DE BENEDETTI (Paso de los Toros, Uruguay, 1920-Montevideo, 2009). Se educó en un colegio alemán y se ganó la vida como taquígrafo, vendedor, cajero, contable, funcionario público y periodista. Autor de novelas, relatos, poesía, teatro y crítica literaria, publicó más de cincuenta libros y ha sido traducido a veintitrés idiomas. Fue galardonado con, entre otros, el Premio Reina Sofía de Poesía 1999 y el Premio Iberoamericano José Martí 2000.

CON LETRA GRANDE

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

¿Qué le pasó a Charly García?

BUENOS AIRES.- El rockero argentino Charly García, de 66 años, abandonó sin despedirse el escenario en pleno show en la ciudad de Rosario, nordeste de Buenos Aires, tras sufrir algunos problemas de salud.

    “Terminó el show de Charly. Faltaron 4 temas, pero no se sentía bien y preferimos terminarlo”, informó el productor José Palazzo en Twitter.

    El recital concluyó en medio de la preocupación de los fanáticos que colmaron las instalaciones de la antigua Sociedad Rural de la ciudad el miércoles por la noche.

    El músico al parecer, según el diario Clarín, sufrió problemas de presión. El recital tuvo algunas interrupciones hasta que García se retiró sin despedirse de los 4.000 asistentes al show.

    “El maestro no se sentía bien y se decidió preservar su salud. Gracias a todos por venir. Aguante el aguante”, se comunicó oficialmente en las redes sociales.

    Según el periódico, García sufrió “un problema con la presión arterial. Los médicos se la midieron después del primer corte que hizo, tras tocar cinco temas. Notaron que le había subido y le sugirieron que no continuara”, sostuvo.

    “Tocó otros dos temas y volvieron a controlarlo. Otra vez regresó para intentar seguir con el espectáculo. Después del abrupto final, y mientras la gente se retiraba, un médico lo controlaba en el camarín”, siguió el periódico.

    Entonces, “junto a los médicos se decidió preservar su salud”, dijeron fuentes de la organización.

    García venía de realizar un exitoso show en el teatro Gran Rex de Buenos Aires.

    En los últimos tiempos, el rockero suele convocar a sus shows de manera sorpresiva, con pocos días de anticipación, por lo que sus fanáticos se lanzan en una carrera contrarreloj para comprar entradas por internet.

    Era la primera vez en cinco años que García tocaba en Rosario, por lo que los 4.000 tickets puestos a la venta se agotaron en 13 minutos.

    García comenzó a tocar sin problemas varios de sus éxitos, como “El aguante”,”Instituciones” y “No soy un extraño”, pero empezó a sentirse mal y bromeó: “Ahora vamos a hacer un breve intervalo de dos horas y media”.

    Ahí comenzó a ser controlado por los médicos, pero al volver el público no notó nada extraño porque siguió cantando temas como “Yendo de la cama al Living” o “Asesíname”.
    En un momento, Charly y su corista Rosario Ortega se sentaron juntos en un sillón sobre el escenario y desde allí entonaron algunas canciones.

    Después de cantar otros clásicos como “No llores por mí Argentina”, se produjo una nueva interrupción, esta vez de 16 minutos. Finalmente volvió para hacer un último tema, “Shisyastawuman” y se retiró del escenario. A pesar de la insistencia de los fanáticos para que regresara, Charly no volvió para despedirse.
   

Las reminiscencias de Pita Amor en teatro

De personalidad avasalladora, Guadalupe Teresa Amor Schmidtlein (1918-2000), mejor conocida como Pita Amor, nace en la Ciudad de México para convertirse en una de las más célebres poetisas del siglo XX. Le tocó vivir en un país y en un mundo que la convirtieron en una mujer extemporánea.

Fémina controversial, de amores furtivos, pasando por retratar para los pintores Diego Rivera, Juan Soriano y Raúl Anguiano hasta convertirse en una de las pioneras del movimiento feminista mexicano. Con una vida frenética, no pudo haber sido ajena a un tránsito de claroscuros. Los historiadores añaden que más que una poetisa, se convirtió en una musa. Bajo una premisa así, el personaje resulta irresistible para trasladarlo a escena.

A la sala Xavier Villaurrutia del Centro Cultural del Bosque dentro del marco del XXX Encuentro Nacional de los Amantes de Teatro, llegó Pita Amor: conciencia turbada. Se trata del más reciente proyecto teatral del dramaturgo capitalino Mario Ficachi.

Pita 4.jpg

La obra se presenta como un recital dramatizado. Un monólogo actuado por Itzhel Razo como una Pita Amor en etapa joven adulta. El trazo delicado escénico de Ficachi la pone en un  lugar íntimo y evocativo que si bien refiere a diferentes épocas, a través de guiños en el diálogo, se delimita a una etapa trágica que refiere a la muerte de su pequeño hijo. Fiel a la duración de sus últimos trabajos, el autor y director nos deja picados y con ganas de saber y conocer más respecto de este “personaje”, en todo sentido.

Es de destacar el buen gusto y atinado trabajo de vestuario de Cristina Sauza, el de iluminación y escenografía a cargo de Arturo Nava (sobrio y preciso), dos reconocidos y experimentados nombres del quehacer teatral contemporáneo, así como la selección musical de Itzel Meza, sobre todo con los estupendos danzones jazzeados de Juan García Esquivel.

Pita 3.jpg

Ahora la obra ha entrado a cartelera para ofrecer una primera temporada durante todo el mes de febrero los viernes a las 20:30 y los sábados a las 19:30 horas en el Albergue del Arte, ubicado en Alberto Zamora 32 en Coyoacán, muy cerca del teatro Rafael Solana. Recomendamos asistir con tiempo anticipado debido al cupo limitado del aforo.

La obra es un agradable bocado para acercarnos a la “undécima musa”.

Daniel Lares Muñoz (TW: @dan_lares). Fotografías: Christo Muñoz.

TV&SHOW / Rondero’s Medios

Otras notas que te pueden interesar:

 Everything Sucks! se lanza globalmente en Netflix el 16 de febrero

Ashton Kutcher cumple 40 años

La precuela de “Downton Abbey”, en 2019

Ramón Vargas, bel canto “Entre amigos”

Un recital intimista, de esos que perdurarán en el tiempo, es el que ofreció el tenor RAMÓN VARGAS, acompañado del pianista cubano Ángel Rodríguez en el Teatro de las Artes del Cenart, cuya recaudación se destinará a la Fundación Ramón Vargas A.C., que desde hace 17 años trabaja en pro de niñas, niños y jóvenes con discapacidad.

Aquí puedes ver el video de Ramón Vargas, “entre sus amigos”

Antes de viajar a París, donde tendrá varios conciertos, RAMÓN VARGAS, uno de los cantantes más prestigiados en el panorama de la lírica internacional, honrado recientemente con el reconocimiento del Bel canto “Rodolfo Celleti”, en el marco del Festival della Valle d’Itria-Martina Franca, en Italia,  interpretó un programa que inclyó las obras Il mio tesoro intanto de la ópera Don Giovanni; Una aura amorosa de la ópera Cosi fan tutte, todas ellas de la autoría de Wolfgan Amadeus Mozart.

También se incluyeron la Overture de la ópera L’italiana in Algeri, de Gioacchino Rossini (piano solo); O figli miel…ah! La paterna mano de la ópera Macbeth; y O inferno…cielo pietoso rendila de la ópera Simone Bocanegra, de Giuseppe Verdi.

Luego del intermedio, Vargas interpretó  canciones napolitanas.

UN DATO: 

La Fundación Ramón Vargas A.C. se estableció en el año 2000 como el Fondo Memorial Eduardo Vargas, A.C. para celebrar la vida de este hijo de Ramón Vargas y su esposa Amalia, quien vivió con parálisis cerebral y falleció a los siete años de edad. En su memoria, sus padres y un grupo de amigos decidieron ofrecer a tos niños con discapacidad la oportunidad que tuvo Eduardo de crecer en un ambiente de aceptación e inclusión.

20120222_233804_LLS.JPG

EN NÚMEROS:

Vargas ha interpretado cerca de 70 papeles protagónicos en obras líricas que abarcan desde la ´peoc barroca hasta el siglo XX, añadiendo cada año varios personajes nuevos a su repertorio. Este año cantó por vez primer el rol de Gaston en Jérusalem, de Verdi, en el Festival Verdi de Parma, Italia.

El pianista Ángel Rodríguez ha formado parte de las óperas de Cuba y de Bellas Artes, eMéixoc. Su repertorio incluye más de 90 títulos y ha colaborado configuras como Plácido Domingo, Luciano Pavarotti y Anna Netrebko, entre otros.

CLASE MAGISTRAL:

RAMÓN VARGAS ofrecerá una Clase Magistral de Canto el próximo domingo 10 de diciembre, de 10 a 14 horas en el Teatro de las Artes del Cenart, con entrada libre a oyente, pero cuyo cupo para alumnos ya está agotado. (Sólo se permitirá el acceso antes de iniciar la clase y durante el intermedio=. Esta clase magistral está dedicada a Rafael Tovar y de Teresa con movito de su primer aniversario luctuoso.

Video y fotos: Lourdes Córdoba / TV&SHOW. Rondero’s Medios