La ciberdelincuencia a la alza con el señuelo del Covid-19

Desde el inicio de la emergencia sanitaria, la ciberdelincuencia ha utilizado de señuelo a la pandemia por COVID-19, mediante la creación de sitios web y correos electrónicos falsos y el diseño de programas informáticos malignos (malware), para atacar a instituciones, empresas y ciudadanos, motivo por el cual es necesario priorizar el tema de la ciberseguridad para evitar la consumación de delitos que ocasionan pérdidas millonarias, aseguró el especialista del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Eleazar Aguirre Anaya.

El Jefe del Laboratorio en Ciberseguridad del Centro de Investigación en Computación (CIC) enfatizó que la delincuencia organizada en los diferentes países o regiones del mundo, se ha aprovechado del contexto internacional marcado por la pandemia. “Por ello a los gobiernos les urge realizar recomendaciones dirigidas a sus poblaciones, para combatir otra pandemia que surgió, pero en el campo digital por los ciberdelitos”.

Informó que de acuerdo con reportes de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), en la que colaboran 194 países, se han incrementado los nombres de dominio en el ciberespacio a nivel mundial registrados con la palabra clave “COVID”, para aprovecharse de un número creciente de personas que buscan información sobre la pandemia. “En la actualidad la mayoría de las personas están atentas a temas de salud y la delincuencia también elabora estrategias para atraer su atención e implementar acciones de ataque, a fin de obtener un beneficio financiero. Las palabras más utilizadas por la delincuencia son: COVID, salud, síntomas, vacunas y medicamentos”.    

Manifestó que el principal problema de la ciberseguridad es que la mayor parte de las personas no están conscientes de que es necesaria una educación digital. “Muchos padres facilitan a sus hijos tecnología como teléfonos celulares o tabletas y ellos no cuentan con el criterio o conocimientos para identificar sitios de internet y correos electrónicos falsos o aplicaciones dedicadas a espiar. Esto se puede concebir como una utilización irresponsable de la tecnología”.

Los virus biológicos que encontramos en el medio ambiente, indicó, se equiparan a los virus o malware que se propagan por el ciberespacio. “Hay muchas organizaciones que se dedican a identificar estos virus y malware para contrarrestarlos, mitigarlos y ofrecer soluciones. Así como se transmite el virus de SARS-CoV-2 en el campo biológico, los virus o el malware que se encuentran en dispositivos digitales, también tienen la capacidad de replicarse e infectar a otros dispositivos”.

Finalmente, Aguirre Anaya señaló que al igual que en la pandemia por COVID-19 se exhorta a la población a tomar medidas preventivas para cuidar su salud, en el caso de la pandemia digital por ciberdelitos también es vital que las instituciones, organismos y ciudadanos se preparen para tener mayor capacidad de resiliencia y afrontar a la ciberdelincuencia. “Se requiere de una gran cantidad de especialistas en ciberseguridad que cuiden los activos que dan valor a las empresas y organizaciones. El Politécnico es pionero en la formación de este perfil de expertos”.

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

HEGEMONÍA O SUPERVIVENCIA

Una de las obras más destacadas de uno de los pensadores y activistas políticos más influyentes del mundo, se encuentra en HEGEMONÍA O SUPERVIVENCIA (Ediciones B, 375 páginas), libro escrito por el famoso lingüista e intelectual estadounidense NOAM CHOMSKY (1928), quien señala en esta obras las terribles consecuencias que puede tener la política imperialista de su país.

LA TRAMA:

En HEGEMONÍA O SUPERVIVENCIA, Chomsky incluye episodios como Prioridades y expectativas, Magna estrategia imperial, La nueva era de la ilustración, Tiempos peligrosos, La conexión iraquí, Dilemas de dominio, Caldero de hostilidades, Terrorismo y justicia: algunos tópicos útiles, y ¿Pesadilla pasajera?.

“La magna estrategia imperial, señala el autor (Profesor emérito del Departamento de Lingüística y Filosofía de la MIT, autor de numerosas obras políticas de gran éxito (Estados fallidos, ¿Quién domina el mundo (Ediciones B), Ambiciones imperiales, Lo que decimos se hace y Esperanzas y realidades), “asevera el derecho de Estados Unidos a llevar a cabo “guerras preventivas” a voluntad: Preventiva, no anticipatoria. Una guerra de anticipación podría ceñirse a los márgenes del derecho internacional.

“El Presidente ha adoptado una política de “defensa propia anticipada” que resulta alarmantemente similar a la que empleó el Japón imperial en Pearl Harbor en una fecha que, como ya predijo un presidente anterior, es recordada como una infamia. Franklin D. Roosevelt tenía razón, pero hoy somos los estadounidenses los que vivimos en la infamia”.

HEGEMONÍA O SUPERVIVENCIA… La estrategia imperialista de Estados Unidos.

CON LETRA GRANDE

TV&SHOW / Rondero’s Medios