Watchmen cumplió los pronósticos en la inédita entrega de los Emmy

LOS ANGELES.- Acaparó la serie WATCHMEN once estatuillas y se llevó la noche inédita en la edición 72 de los Premios Emmy, mientras que Succession, con siete, obtuvo la mejor serie dramática y Shitter´s Creek con nueve premiaciones; fueron las tres grandes ganadoras de la 72° edición de los Premios Emmy, celebrada anoche en el Staples Center de Los Ángeles, en una ceremonia marcada por la ausencia de invitados por la pandemia de coronavirus.

Aunque la miniserie WATCHMEN se quedó con la mayor cantidad de galardones y Succession se impuso en uno de los rubros estrella, fue Shitter´s Creek la gran estrella de la noche al imponerse, en un hecho sin precedentes, en todas las categorías relacionadas con la comedia.

En tal sentido, además de consagrarse como la mejor comedia, también se llevaron premios los actores protagónicos Catherine O´Hara y Eugene Levy; y los de reparto Annie Murphy y Dan Levy.En el apartado drama, el premio a la mejor actriz recayó sobre Zendaya, por su labor en Euphoria; en tanto que Jeremy Strong fue elegido mejor actor por Succession.

Por su parte, Julia Garner, por Ozark, y Billy Crudup, por The Morning Show, celebraron en las categorías de reparto.

En cuanto a las series limitadas, Watchmen también aportó a la mejor actriz, de la mano de Regina King; y al mejor actor de reparto, con Yahya Abdul-Mateen II.

Por su parte, Mark Ruffalo fue elegido el mejor actor de serie limitada por I Know This Much is True y Uzo Aduba, obtuvo lo propio en el apartado femenino por su labor en Mrs. America.

La gala se caracterizó por el saludo de los actores premiados desde sus respectivos hogares, para lo cual en muchos casos se apeló a pasos de comedia, como ocurrió con las actrices de la recordada serie Friends Jennifer Aniston, Courtney Cox y Lisa Krudow; o Reese Whitherspoon y Kerry Washington.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

HBO Max elimina temporalmente de su catálogo a “Lo que el viento se llevó”

NUEVA YORK. – HBO Max confirmó que eliminó la galardonada película GONE WITH THE WIND (LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ) de 1939, a causa de sus representaciones racistas, aunque anunció que la película volverá pronto con más contexto, en medio de las encendidas protestas en todo Estados Unidos por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la policía de Minneapolis.

La película original, considerada uno de los grandes clásicos de Hollywood, volverá a ser puesta al aire “con una discusión de su contexto histórico y una denuncia de esas mismas representaciones”, dijo un portavoz de esa plataforma en un comunicado.

La medida se produce en medio de furiosos reclamos contra el racismo y la reforma policial en Estados Unidos, que volvieron con más fuerza tras la muerte de Floyd el pasado 25 de mayo luego que un policía blanco de Minneapolis se arrodilló en su cuello durante más de ocho minutos, cortándole la respiración.

Gone With the Wind, ganadora del Oscar y protagonizada por Clark Gable, Vivien Leigh, Hattie McDaniel, y Leslie Howard, entre otros, está ambientada en el sur de Estados Unidos durante la Guerra Civil (1861-1865), y fue muchas veces criticada por minimizar los horrores de la esclavitud.

John Ridley, guionista ganador de un Oscar por 12 Years a Slave, instó a través de un artículo en Los Angeles Times a HBO Max a eliminar temporalmente Gone With the Wind.

“Es una película que, como parte de la narrativa de la ‘Causa perdida’, exhibe a la Confederación de una manera que continúa dando legitimidad a la noción de que el movimiento secesionista era algo más, o mejor, o más noble de lo que es”, subrayó Ridley. “Fue una sangrienta insurrección para mantener el ‘derecho’ a poseer, vender y comprar seres humanos”, escribió Ridley, quien también es director.

El cineasta aclaró que no cree en la censura, y que la película no debería “ser relegada a una bóveda en Burbank”.

“Solo pediría, después de que haya transcurrido un tiempo respetuoso, que la película sea re-introducida en la plataforma HBO Max junto con otras películas que brinden una imagen más amplia y completa de lo que realmente fueron la esclavitud y la Confederación”, agregó Ridley.

El portavoz del servicio streaming dijo en un comunicado que Gone With The Wind es producto de su tiempo y describe algunos de los prejuicios étnicos y raciales que, desafortunadamente, han sido comunes en la sociedad estadounidense”.

“Estas representaciones racistas estaban mal entonces y hoy están mal, y sentimos que mantener este título sin una explicación y una denuncia de esas representaciones sería irresponsable”, agregó la declaración.

Prometió que, cuando la película regrese a la plataforma, “se presentará como se creó originalmente, porque hacer lo contrario sería lo mismo que afirmar que estos prejuicios nunca existieron”.

Con información de ANSA

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

Bugs Bunny ya es un feliz octogenario

LOS ÁNGELES.- No deja de ser hablador astuto, sagaz, curioso y hábil, muy aficionado a las zanahorias y capaz de momentos inesperados de ingenuidad y ternura: BUGS BUNNY, el conejo estrella de la banda de dibujos animados de Looney Toones, de la serie de cortometrajes animados de Warner, celebra su onomástico 80,

Con acta de nacimiento creativa que data de 1930 para el cine, el conejo más famoso del mundo aterrizó desde los años 60 en la televisión. El roedor gris y blanco se unió oficialmente al peculiar grupo integrado por Daffy Duck, Titti, Silvestre, Willy the Coyote, Beep Beep, y Speedy Gonzales.

A Bugs le celebrará su cumpleaños Boomerang + 1 (Sky channel 610) hasta el 14 de junio en toda la banda de Warner, por el canal Looney Tunes. Se programarán los episodios más exitosos de la serie histórica y los más recientes, pero también las películas y muchos maratones dedicados a cada uno de los protagonistas. 

Bugs Bunny volverá a la pantalla grande en el verano de 2021 en Space Jam de Malcolm D. Lee: un nuevo legado, una nueva mezcla de animación y acción en vivo, que combina comedia, acción y fantasía.

Después de alternar con Michael Jordan en Space Jam (1996), que recaudó más de 230 millones de dólares en taquilla, el famoso conejo tendrá esta vez a Lebron James como su principal compañero de aventuras. En Warner llegó el debut de Bugs Bunny después de las primeras salidas en algunos dibujos animados de 1938 a 1940 de un ‘prototipo’ blanco con una apariencia gráfica bastante diferente, sin un nombre oficial (el ‘no oficial’ era Happy Rabbit), creado por Ben Hardaway, Cal Dalton y Charles Thorson. 

Bunny toma una forma y un carácter diferentes al combinar sus ideas con el trabajo fundamental primero de Tex Avery y Bob Givens y luego de Chuck Jones y Robert McKimson. Entre las fuentes de inspiración para la personalidad de Bugs Bunny, están el personaje de Clark Gable en Accadde una notte (para la charla rápida) y los gestos de Charlie Chaplin y Groucho Marx, Cal Dalton y Charles Thorson. 

¡BUGS BUNNY, FELICES 80!

Con información de ANSA

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

Renace en junio Perry Mason por HBO

NUEVA YORK. – El nombre de PERRY MASON tiene historia en el cine pero con todo su potencial en la televisión. Varias décadas después de su debut en la pantalla chica, PERRY MASON vuelve por HBO desde el 21 de junio con el actor galés Matthew Rhys siguiendo las huellas de Raymond Burr en el papel del legendario “abogado del diablo” que defiende a clientes acusados de homicidio, exculpándolos después de haber probado la culpabilidad de otro.

La serie de HBO, de ocho episodios, se enfoca en lo que Rhys -actor ganador de un Emmy-, encarna al legendario abogado que protagonizó los libros de misterio de Earl Stanley Gardner.

El nuevo Perry Mason es una precuela ambientada en 1931, dos años antes del debut de la primera novela de Gardner, El caso de las garras de terciopelo.

“Mientras el resto del país sufre por la Gran Depresión, Los Ángeles está en pleno boom: petróleo, Juegos Olímpicos, películas sonoras, fervor evangélico”, anunció HBO al presentar el primer trailer, donde Matthew (Perry), con barba larga y chaqueta de cuero, se parece más a Indiana Jones que al legendario abogado defensor de la ficción estadounidense.

Tomando distancia de las novelas y de la serie original -con nueve temporadas en CBS a partir de 1957- la nueva versión sigue un único caso criminal. Pero no es solo cuestión de trama. El Perry Mason imaginado por Gardner (también brillante penalista) era un personaje de una pieza, con un físico de atleta más que de escritorio, y con una moral a prueba de toda sospecha.

Rhys, en cambio, lleva a la pantalla chica un hombre perturbado por mil emociones, que bebe como una esponja, necesita urgente un baño y es alérgico a la rasuradora (se afeita solo en el sexto episodio): obsesionado por las experiencias de guerra en Francia durante la guerra, herido por un matrimonio fallido y una carrera sin futuro.

 La figura de Perry Mason, además de los libros, es conocida para el gran público por las películas de Warner Bros de los años 30 y las series de televisión desde los años 50. El abogado estaba acompañado por su secretaria Della Street y el investigador privado Drake, mientras su tradicional rival era el fiscal Hamilton Burger.

Inicialmente pensada para Robert Downey Jr, que heredó el papel de productor ejecutivo, la versión de HBO prepara el contexto ofreciendo vida emotiva al protagonista. Perry no es un abogado sino un investigador privado que toma fotos de amantes sorprendidos en flagrante adulterio cuando no presta sus servicios a un abogado (John Lithgow) cuyo estudio se está hundiendo, pero le surge la ocasión del siglo: una relevante investigación sobre el rapto de un niño, paralela a la que realiza la policía de Los Ángeles.

Con informción de ANSA

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS