Demi Lovato lo cuenta todo en la docuserie Dancing With The Devil

ROMA. – Se arriesgó a morir luego de una sobredosis, revelaciones que la cantante DEMI LOVATO revelará en la docuserie DEMI LOVATO: DANCING WITH THE DEVIL, de cuatro partes, que se estrenará el 23 de marzo en YouTube Originals.

“Mis médicos me dijeron que otros 10 minutos y yo moriría”, así confiesa DEMI LOVATO uno de los períodos más oscuros de su vida: “Después de una sobredosis en 2018, tuve tres derrames cerebrales y un ataque al corazón y ahora tengo daño cerebral, no conduzco y tengo dificultad para leer…”, revela la cantante americana, en el tráiler, compartida en las redes sociales, de DANCING WINTH THE DEVIL , documental, que habla sobre salud mental y adicciones.

DEMI LOVATO tiene 28 años. “Me queda una lesión cerebral, e incluso hoy me enfrento a sus efectos”, dice la cantante. No conduzco el auto porque tengo puntos ciegos a mi vista. Durante mucho tiempo tuve dificultades para leer, todo estaba borroso”.

LOVATO también dijo que las repercusiones duraderas “todavía están ahí para recordarme lo que podría suceder si alguna vez vuelvo a la oscuridad”.

En el tráiler, Demi también muestra la imagen impactante de su mano tatuada conectada a un goteo y cubierta con cinta médica, con una banda hospitalaria sujeta alrededor de su muñeca en la que se lee la fecha de nacimiento del Lovato, el 20 de agosto de 1992, así como la fecha en la que fue hospitalizada: el 24 de julio de 2018.

En el tráiler, Demi relata los diversos pasos de su carrera, desde ser estrella de Disney hasta del pop y especialmente los meses tumultuosos que llevaron a su sobredosis, que casi le costó la vida. El video también muestra a la madre de Demi, Dianna De La Garza, su padrastro Eddie, su hermana mayor Dallas, de 33 años, y su media hermana menor Madison, quienes siempre han estado cerca de ella. Luego dice que está lista para una nueva fase y quiere hacer lo que le gusta de la música. 

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

El actor Michael J. Fox afectado en la memoria a corto plazo

LOS ÁNGELES.- MICHAEL J. FOX, de 59 años, sacó a la luz en la revista People algunos de los momentos más críticos de salud que ha debido enfrentar desde que en 1991 fue diagnosticado con Parkinson.

Fox reveló reveló los momentos de su vida en los que tocó fondo, en particular cuando hace dos años cuando fue diagnosticado con un tumor de columna, no cancerígeno, pero de rápido crecimiento, le causó un dolor insoportable en todo su cuerpo. “Me arriesgué a la parálisis -dijo- si no me hubiera operado. Sin embargo, la cirugía fue muy arriesgada porque el tumor comprimió la médula espinal por lo que tuvieron que ser muy cuidadosos en su eliminación para no causar más daño”, recordó el actor.

La operación fue un éxito y Michael J. Fox comenzó un período de rehabilitación de cuatro meses para aprender a caminar de nuevo. Creyó que lo peor había pasado pero después de unas vacaciones familiares regresó solo a su apartamento de Nueva York para filmar un cameo en una película de Spike Lee. El actor tuvo una caída y se rompió el brazo.

“Ese fue definitivamente mi momento más oscuro”, relata. Perdí la cabeza. Mientras esperaba la ambulancia, me pregunté: ‘¿Puedo caer más abajo?’. Empecé a dudar de todo, ya no podía poner una sonrisa en mi cara para ver un lado positivo, sólo sentía dolor y arrepentimiento”.

El optimismo regresó en él al observar repeticiones suyas de programas que fueron populares en la televisión, especialmente de la década de los setenta.

El actor también reveló que el Parkinson le ocasiona problemas con la memoria a corto plazo así como poder memorizar distintas cosas, así como limitarlo en la actuación, lo que se está volviendo cada vez más difícil para él.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios