Julio César Chávez. La verdadera historia

En estas páginas sin censura se cuenta todo sobre la vida intensa, de esplendor y tragedia, del mejor boxeador que ha tenido México y uno de los campeones mundiales más grandes de todos los tiempos.

Casi todas las grandes estrellas del boxeo mundial nacieron en la miseria. Crecieron en zonas marginadas o populares donde los juegos infantiles y las calles polvorientas eran parte de su cotidianidad. Son muy pocos los boxeadores que logran la fama, el reconocimiento de los expertos y el cariño del público

De niño, Julio César Chávez, vivió con sus padres y hermanos y en un viejo vagón de tren, en la pobreza más extrema; desde sus primeras peleas profesionales sorprendió de inmediato a los expertos; sus victorias ante rivales duros y experimentados (a veces sin ganar un solo peso por sus combates) le dieron la oportunidad de llegar a ansiado título del mundo, para con ello iniciar su leyenda.

99dabb7e-3c4f-4b61-b786-377b44b3987e[1].jpg#alcohol

#drogas

espectáculo

#testimonios

#escritorJamás se había escrito con tanta franqueza sobre sus logros como boxeador, sus peleas por los campeonatos mundiales, sus enfrentamientos legados con Mario El Azabache Martínez, Rubén Castillo, Edwin El Chapo Rosario, Roger Mayweather, Meldrick Taylor, Óscar de la Hoya y mucho más peladores fuera de serie; su incursión en el mundo del alcohol, las drogas, el torbellino de una vida al límite que derivó en las derrotas más trágicas de su vida.

Julio César Chávez: la verdadera historia revela la historia quiénes fueron los grandes amores del campeón mexicano; qué actrices, cantantes y celebridades fueron seducidas por su carisma; cuál fue su relación con políticos poderosos, presidentes del país, empresarios, narcos encumbrados y estrellas del espectáculo.

Nunca se había trazado la vida del gran campeón mexicano de manera tan dura y al mismo tiempo tan conmovedora, los rounds de cada libro son más que lecciones de vida, son el rostro festivo, amargo, dolorido, ilusionado, de un extraordinario boxeador, sin duda, el último gran campeón mundial de boxeo mexicano: son la sangre, los nervios y las decisiones de Julio César Chávez, la leyenda.

a3d2c13d-6e01-42af-b9a3-f5462dc09462[1].jpg  El testimonios del gran campeón mexicano y del hermano mayor de El César del boxeo, recogido por Javier Cubedo, no sólo es el repaso de una vida intensa y delirante, es también una serie inolvidable de lecciones de vida, un recuento de las vidas en el ring, de los romances prohibidos y las confesiones de esas horas de excesos demenciales, sin olvidar las trágicas muertes de los hermanos del campeón mexicano y los detalles donde se da muestra de generosidad del campeón con su familia y la gente del pueblo que, sin duda, lo hizo ya inmortal

 

Aquí puedes leer pimer capítulo

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

“Aute Retrato”, documental de estreno In memoriam al cantautor español, por el 22

CON LETRA GRANDE: “El niño con rostro color de la muerte”

Ni en búrbuja de plástico libró el líder de Rammstein, Till Lindemann, el Covid-19

“Pelé: el último show”, por NatGeo

Previo al Mundial de Futbol Rusia 2018, la telera nuestra de NATGEO, contribuye, con su peculiar estilo en contenidos, con diversos documentales sobre las figuras mundialistas más relevantes en la historia futbolística, tal es el caso de EDSON ARANTES DO NASCIMENTO “PELÉ”, de quien se conocerá algunos de sus más grandes secretos esta noche a las 21 horas.

Pele-10.2.jpg

PELÉ, aquel jovencito menor de 17 años que llorara al ganar el campeonato del mundo en Suecia, en 1958, ha sido el más grande futbolista de todos los tiempos, con un tricampeonato de FIFA y una carrera en la que rebasó la cifra mágica de mil goles tanto en la Selección brasileña como en el único equipo con el que jugó toda su vida: Santos.

PELÉ: EL ÚLTIMO SHOW, un recuerdo al Rey del futbol, al hombre que deleitó a millones de personas con su don inigualable en una cancha. Ver para creer.

9b137d418320261a7c51d6f616c7b67a.jpg

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

Otras notas que te pueden interesar:

92 mil aspirantes hicieron examen en IPN

“PITA AMOR, LA UNDÉCIMA MUSA”

CON LETRA GRANDE: “MEXICOLAND”

Al César lo que es de Chávez

Con un doble capítulo, desde las 20:30 horas, concluye esta noche por la telera nuestra y abierta de Azteca Uno, la bioserie EL CÉSAR, la vida –muy sintetizada- de quien fuera el mejor pugilista libre por libra mexicano a nivel mundial: Julio César Chávez.

EL CÉSAR, de tan solo 26 episodios y 110 días de rodaje, ha luchado contra sus propios fantasmas: hasta dónde permitió el mismo Julio César Chávez abrir sus viejas heridas de una vida desquiciada, vacía y desgraciada.

Pese a sus desequilibrios en su narrativa y edición, y la falta de “punch” en la recreación de sus combates, de intensidad, emoción y adrenalina, la salvación ha sido su protagonista Armando Hernández, actor ganador de dos Premios Ariel.

Julio César Chávez tendrá su propia serie de TV

Hernández no solo se mimetizó en el ídolo sinaloense, dio ese plus que el público agradece, se comprometió con su personaje a tal grado que por momentos los claroscuros de Chávez se confundían con el actor en sus gestos, su manera de hablar, sus expresiones, conductas y en la maldición que persigue a quienes acarician la gloria para precipitarse en caída libre.

EL CÉSAR, que ya se había transmitido por Telemundo, posee un buen gancho al oído con el tema musical “Arre César”, de Molotov, además de que TV Azteca no se autocensuró en los diálogos y expresiones de los personajes, lo que a estas alturas y después de lo ocurrido en Rosario Tijeras, se agradece.

Otras actuaciones convincentes: Marcela Guirado como Amalia Carrasco, Maya Zapata, Guillermo Sánchez parra, Luis Alberti y Héctor Bonilla como el Hombre del Cigarro.

Cuando concluya EL CÉSAR, pese a todo lo que no está contado, uno como telévoro llegará a la reflexión de que lejos de la idolatría hacia un boxeador tan grande como Julio César Chávez, se esconde un individuo apocado, deprimente y profundamente ignorante.

Por eso al CÉSAR lo que es de Chávez. Ver para creer. Telévoros: ¡Uníos!

crop

Por Roberto Rondero

TV&SHOW / Rondero’s Medios

Otras notas que te pueden interesar:

Tom Cruise pilota solo un helicóptero en Misión Imposible

Mafalda festeja 50 años en Italia

PERDIDOS EN EL ESPACIO, NETFLIX ESTRENA TRAILER OFICIAL

“El César” boxea en las audiencias abiertas de hoy

La serie El César sobre la vida de la estrella mexicana del boxeo Julio César Chávez, estrenada en México por Azteca Uno en su horario estelar, en comparación con su competencia en Las Estrellas, Por Amar sin Ley, es casi como el Madmen mexicano en términos de calidad de producción e interpretación.

Su trabajo dramatúrgico en lo general es bien logrado; hay estructura y lógica (poco común hoy al aire), así como verosimilitud en ambientación y caracterización. El trabajo de su protagonista, Armando Hernández, es sobresaliente tanto como el de su cuadro de actores. En este casting hay actores en perfil actuando (gracias, Dios), no el club de amigos faranduleros del productor.

La producción Disney-BTF Media-TV Azteca se cuece aparte incluso de la errática “bioserie” José José: el príncipe de la canción (ya reseñada) porque evidencia un esmero en llevar calidad a la pantalla y no una absurda austeridad que impide la verdad escénica. Recordemos que en TV & Show antes de su estreno en Estados Unidos, advertimos de sus fallas de origen; no obstante la pirotecnia publicitaria que Telemundo le dispuso, no supera el segundo lugar con menos de un millón de espectadores. Terminó imponiéndosele un dramático doblado (otrora impensable en ese mercado): la brasileña El rico y Lázaro, visualmente espectacular.

cesar.jpg

Ahora bien, si la factura es de buena calidad ¿por qué entonces una serie como El César no ha logrado la primera sintonía de audiencia ni en EU ni en México? Invito a considerar las siguientes variables para no caer en reduccionismos estériles como “al público no le gustó” que extravían a la industria de la actualidad.

Programación: pequeños grandes detalles

Por su propuesta, El César debió programarse en fin de semana y no en emisión diaria en horario de telenovela. Tal y como sucedió con Hasta que te conocí (2016) que si bien es cierto que la inesperada muerte de Juan Gabriel levantó el rating de los episodios finales, sería injusto no reconocer los méritos de aquella producción que se posicionó como EL referente. Implica otra forma de consumo.

resize1_La-fiscal-de-hierro01.jpg

El César sólo tiene 26 episodios: si senganchan las audiencias tradicionales, problema para fidelizar con lo que viene (sólo mes y medio al aire) y si se pretende atraer targets nuevos, los ejecutivos no advierten la falta de credibilidad de la televisión abierta que también le pega a Azteca Uno que además viene de títulos fallidos como La Fiscal de Hierro, Nada Personal y Las Malcriadas. Producciones que, lo siento, exponen un abismo de diferencia en calidad con El César. Si ésta hubiera hecho ruido (trenddy) para cuando las nuevas audiencias pretendieran sintonizarla, o la encontraban a la mitad o por el final. Flaco favor. En todo caso era construir a partir de Hasta que… para arriba. Lástima, no lo hicieron.

Hay decisiones que si los escritores no las advierten, los productores y ejecutivos están obligados a hacerlo. El ritmo narrativo (no la calidad) de la serie en cuestión es más apto para un canal de cable o una plataforma OTT que para una señal abierta del 2017-18. Por hábitos, las audiencias latinas, aunque más demandantes y con más opciones, son más sensibles a disponer de un nivel de atención diferente en fin de semana. Si la publicidad apuesta por un sentido de acontecimiento (show) en vez de una ficción diaria, ahí tienen oportunidad.

El ring de la vida: decisiones dramatúrgicas y de producción

Si lo que nos están proponiendo es la historia de un boxeador excepcional, narrativamente (no gráficamente) en pantalla tenemos que ver: expectación, bullicio, la gran arena a reventar, golpes (de los que se sienten), velocidad, campana, gritos, gancho al hígado, repliegue, golpe, campana, se van a esquinas (tensa calma), campana, más golpes, heridas, sangre, expresiones del público, cae a la lona, se levanta, sudor, campana, esquinas, dudas, campana, knock out, tambalea, el cuerpo que se debate, knock out fulminante, alaridos, triunfo avasallador y éxtasis. Todo ello desde el primer capítulo. Traduzcamos en positivo la repercusión (en rating) de los balazos y persecuciones como las de El señor de los cielos en las franjas nocturnas diarias en EU, por ejemplo.

maxresdefault.jpg

Se necesitaba, en metáfora dramática, llevar a este personaje a un combate al límite dentro del ring de la vida. Recordemos la exitosa saga Rocky (1976-2015) e incluso el estupendo filme Warrior (2011).  Se demanda ESPECTÁCULO de alta intensidad, del bueno: lo exige esta historia tanto como lo que lograban las épicas en vivo del Julio César Chávez de la vida real. Hoja de muestra la mítica pelea de 1993 en la que le destrozó la boca a Greg Haugen ante un atiborrado Estadio Azteca que exigía la restitución de la dignidad nacional en guantes del sonorense.

La serie es correcta pero no logra ese nivel de emoción. Vemos al Julio César doméstico que alterna con la grandilocuencia de sus triunfos, pero la audiencia quizá esperaba encontrar también al Julio César de la epopeya (con hervida sangre latina) y éste no aparece en esos términos por decisiones de guion, producción y edición. La pelea está en escena, faltó la campal con un knock out de paroxismo dramático.

download.jpg

Si deseamos aprender con franqueza, el combate de El César en las pantallas hispanas, nos alecciona para lo que viene en la industria de la televisión.

Por Daniel Lares Muñoz

                                                    TV&SHOW / Rondero’s Medios

Otras notas que te pueden interesar:

Como Churchill, Oldman va por el Oscar

Aniquilación con Natalie Portman, llegará a la plataforma el 12 de marzo por Netflix

Demandan por plagio a “La forma del agua”… otra más

Uno de box: EL CAMPEÓN HA VUELTO

La historia de un hombre llamado Bob Stterfield, boxeador de gran éxito que peleó con toda su fuerza y causó sensación en el ring durante casi un década, y que se caracterizó por su estilo agresivo de pelear que le dio varios triunfos por knockout ha retornado en EL CAMPEÓN HA VUELTO (Editorial Océano, 112 páginas), escrito por J.R. MOEHRINGER, cuya versión original se publicó en mayo de 1977, ederivado de un reportaje realizado por el autor, que tuvo sonado éxito con los lectores desde el momento de su publicación.

UN DATO:

EL CAMPEÓN HA VUELTO es en realidad es una investigación que le pidieron realizar a Moehringer en el diario donde trabajaba, pues el boxeador que peleó entre 1945 y 1957 se encontraba prácticamente desaparecido. Moehringer se entusiasmó con la tarea y dio con el paradero de un hombre que vivía en la calle y se hacía llamar el “Campeón”. Platicó con él y este es un fragmento de la entrevista:

Al nacer su nombre fue Tommy Harrison pero cuando peleaba era Bob Stterfield. “De niño, en la zona de Chicago, ensanchó de hombros cargando bloques de hielo, trabajo por el que al principio le pagaban poquísimo pero que con el tiempo, durante sus años en el cuadrilátero, le reportaría grandes dividendos. A los quince años se fue de casa, huyendo de su padre que le pegaba por costumbre. Durante meses caminó siguiendo las vías del tren, como un vagabundo, y se alistó en el ejército. Como era demasiado joven, se hizo pasar por su hermano mayor, George, y pagó a una prostituta para que fingiera ser su madre en el centro de reclutamiento. Aprendió a boxear en el ejército, para que le dieran mejor de comer y para librarse de tareas más pesadas. Enfrentado a rivales mayores y más duros que él, desarrolló un estilo escurridizo, de goles rápidos, que debió impresionar a Marciano, que por aquel entonces se dedicaba a buscar jóvenes con talento con la idea de prepararlos para un combate contra Jersey Joe Walcott”.

LA TRAMA:

EL CAMPEÓN HA VUELTO cobra vida otra vez en esta edición en español para que nuevos lectores puedan conocer la inspiradora historia de este boxeador a la que extraordinariamente Moehringer nos acerca desde el corazón del personaje, quien a lo largo de la charla le reveló detrás de su misteriosa personalidad, una entrañable historia de su pasado. Esta edición de El campeón ha vuelto fue finalista del premio Pulitzer en el año 1997 y tiene un texto inédito del autor.

4674f69c-9e72-4591-87d2-8693c2385836.jpg

DEL AUTOR:

J.R. Moehringer nació en Nueva York en 1964. Licenciado en Yale, empezó su carrera periodística en The New York Times y ha trabajado en Los Angeles Times, entre otros medios. Ha sido galardonado con el premio Pulitzer. Después de publicar el aclamado libro El bar de las grandes esperanzas (Duomo, 2015), colaboró con Andre Agassi en la elaboración de Open (Duomo, 2014), la autobiografía del tenista, que se ha convertido en un auténtico fenómeno editorial. Próximamente Duomo publicará Sutton, sobre la vida del ladrón más extraordinario de todos los tiempos.

CON LETRA GRANDE

TV&SHOW / Rondero’s medios

TODA LA VERDAD

En su stand up Undisputed Truth, Mike Tyson daba cuenta, con gags y el raro humor típico del ex campeón mundial de los pesados, de lo que había sido su vida, su transitar hacia la fama y su caída vertiginosa en su vida y en el boxeo.

Ahora, se publica TODA LA VERDAD (Editorial Océano, 512 páginas), en el que Tyson revela la historia de su niñez, un libro que será llevado al cine con la visión de Martin Scorsese y protagonizado por Jamie Foxx.

En TODA LA VERDAD, el ex campeón de boxeo confiesa que desde bebé le dieron alcohol y que probó la cocaína a los 11 años de edad. Después fue miembro de una banda de delincuentes, hasta que se cruzó en su camino Cus D‘Amato, el famoso entrenador de boxeadores que reconoció en él, con tan sólo trece años, a una promesa del box.

Lo primero que le dijo D’Amato es que lo iba a convertir en un profesional. Lo segundo es que sería campeón del mundo. Lo llevó a su casa, le dio a leer a Nietzsche, le enseñó disciplina y lo guió al profesionalismo. Unos meses antes de ganar el cinturón de campeón, D’Amato falleció y ahí empezó la cuesta abajo.

Mike Tyson ganó dos veces el título mundial en la categoría de los pesos pesados, durante la década de los ochenta. Cobró fama a nivel mundial cuando, en 1986, se convirtió en el boxeador más joven de la historia en ganar un título mundial de los pesos pesados ante Trevor Berbick.

En este libro Tyson da a conocer muchos aspectos de su vida, en algunos casos con mucho humor; en otros, de forma tan terriblemente honesta y desgarradora que provoca lágrimas. En el transcurso del libro Tyson acepta haber consumido cocaína antes de la conferencia de prensa de 2002, organizada para promocionar la pelea con Lennox Lewis. También habla sobre el día que uso un pene falso lleno de orina para librar el antidoping. No puede faltar el tema de su inocencia ante los cargos por violación sexual a Desiree Washington, que terminó llevándolo a la cárcel por tres años.

Las revelaciones continúan con sus matrimonios e hijos, la mordida de la oreja a Evander Holyfield y con algunas situaciones de despilfarro de dinero: alguna vez extravió un rollo con un millón de dólares en efectivo, y que otra ocasión tuvo que darle dinero a una mujer que lo demandó, luego de ser mordida por el cachorro de tigre que tenía el peleador. “Me sentí mal, y le regalé 250 mil dólares”, asegura en su libro.

Las mujeres son las protagonistas de muchos escándalos en la vida de Tyson, así que habla sobre los aspectos oscuros que ha tenido con ellas. También narra los momentos en los que Wesley Snipes le rogó que no le golpeara (“vivo de mi cara”) y Brad Pitt cuando estaba en casa de Robin Givens, (“No me pegues, solo estábamos ensayando un guión”) le dijo, según explica Tyson.

Mike Tyson dejó la cárcel con un único deseo: el de escribir sus memorias y dar forma a una biografía marcada no sólo por la miseria y el boxeo, sino también por la fama, por el dinero, por las drogas y las mujeres, todo eso que constituye su trayectoria. En Toda la verdad está la biografía de un hombre, y de un ser humano.

 TODA LA VERDAD se está convirtiendo en uno delos libros más vendidos del año y se encuentra en 20 países.

 20140116-miketyson-x624-1389911068.jpg

Foto: Rolling Stones

TV&SHOW / Rondero’s Medios