Machu Picchu contra el turismo masivo

ROMA.- Fernando Astete, el antropólogo histórico director del sitio arqueológico de Machu Picchu, contó en una gira por Italia los desafíos de la lucha del emblemático lugar contra las amenazas del turismo masivo.

“Para nosotros estar allí es sentirse observado. No eres tú quien mira las montañas, son ellas que te miran a ti”, dijo Astete, que pasó cuarenta años entre aquellas cumbres y excavaciones.

como_visitaremos_el_machu_picchu_en_2019__4790_745x497.jpg

En el Valle de los Incas, donde nació, para todos Astete es “el guardián de Machu Picchu”, el santuario patrimonio de la Unesco circundado por la asombrosa belleza de los Andes.

Retirado desde hace un mes, ahora sucedido por su alumno José Bastante, Astete visitó en Italia un congreso organizado por el Parque Arqueológico del Coliseo y el Mudec de Milán.

“Machu Picchu es mucho más que un parque arqueológico, es un icono de identidad. Obreros y porteadores, cuando llegan, se sacan el sombrero en señal de respeto”, contó el exdirector, junto con la antropóloga Adine Gavazzi de la cátedra Unesco de la Universidad de Génova, en un encuentro organizado por la Embajada de Perú en Italia con el Instituto Italo Latinoamericano.

_90177453_mediaitem90175844.jpg

“Machu Picchu -explicó- es un ‘llaqta’, que en lengua quichua quiere decir ‘lugar planificado donde las personas se unen’. Era por lo tanto un centro político, administrativo y religioso”.

Para comprenderlo es preciso subir por encima de los 4.000 metros y mirarlo desde arriba, porque así lo imaginaron los incas hace seis siglos: un bosque de nubes, inmerso entre 18 grandes montañas “que no son obstáculos, sino progenitores ancestrales”.

Según la tradición lo “descubrió” el explorador Hiram Bingham en 1911, pero “todos supieron siempre dónde estaba. Machu Picchu -explicó Astete- fue construido cortando rocas con otras rocas, de una parte de las terrazas, de otra los edificios”.

images.jpg

“En la zona de los espejos debían habitar personas de la costa, porque hemos encontrado pigmentos amarillos y rojos en los revoques, como en las casas junto al mar. Sin embargo el sitio fue proyectado para 400 residentes y un máximo de 1.500 personas reunidas. Hoy llegamos también a los 6.000 turistas al día. Solo el camino del Inca lo transitan cada año 160.000 visitantes”. Un pequeño ejército que paso tras paso consume el suelo y hiere el sito.

 “A veces -confiesa- me gustaría que se descubriera otro Machu Picchu para salvar este de tanto impacto. No es Disneyland. Nuestro gran desafío es proteger su identidad”.

Desde el 1 de enero de 2019 hay nuevas medidas: “Las entradas por franjas horarias eliminaron las enormes multitudes de la mañana. Recorridos alternativos, como el Intihuatana (el lugar donde ‘se lee el sol’), algunas escaleras de madera y algunas prohibiciones preservan las zonas más afectadas”.

images.jpg

En cuanto a las emergencias climáticas, “el sitio no colapsará, está agarrado a la montaña”, asegura, y gracias a las “galerías filtrantes, obra maestra de la ingeniería ambiental”, se consigue incluso desagotar las grandes lluvias.

“Los incas -sonríe- nos indicaron la salvación muchos años atrás: nunca estar en el fondo del valle”. Cada 15 días, sin embargo, se procede al control de cada piedra y al mantenimiento, con métodos y materiales incas.

Desde 1978 hasta hoy Astete mapeó a pie 37.000 hectáreas del sitio, descubriendo calles, objetos, construcciones. Hoy las investigaciones áreas, satelitales y geofísicas revelan -dice el investigador Nicola Masini- que todavía hay mucho por descubrir.

 “Lo sé -coincide Astete-. Los misterios de Machu Picchu son muchos. Después de todos estos años, todavía me pregunto, por qué los incas construyeron precisamente allí”.

maxresdefault.jpg

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

La ruta de las abejas de Jorge Galán, editorial Océano.

Llega Frozen 2, Elsa y Anna

Zapata vive en especiales del 22: “La fuerza de su imagen, mitos y corridos”

Golfo. Mosaico ancestral, hoy Canal 22 18.30 hrs.

Canal 22 presenta Golfo. Mosaico ancestral, una producción que realiza un acercamiento a la exposición del mismo nombre, cuyo tema subyace en reflejar la multiculturalidad que existió en la región y sus inmediaciones. Dicho recorrido va del 1600 antes de Cristo hasta el 1518 y da cuenta de la riqueza que encontraron los conquistadores españoles.

A lo largo de la emisión se hace hincapié en la labor del Museo Nacional de Antropología, que ha reunido mil 354 objetos que van desde cuentas hasta esculturas monumentales, además de mencionar los temas en que se centra la exhibición, a través de los cuales se revelan los principales aspectos que definen los alcances de los grupos humanos que poblaron el horizonte preclásico, cuya continuidad les permitió trascender al arribo de los españoles y sobrevivir hasta nuestros días.

El programa cuenta con la participación de quienes hicieron posible esta muestra prehispánica: Rebeca Bell González Lauck, curadora de la exposición y Antonio Saborit, director del Museo Nacional de Antropología. Ambos comparten los objetivos de la exposición: recuperar datos acerca de cuándo llegó Juan de Grijalva a la zona del Golfo de México, qué era el Golfo y qué encontraron en la región, además de reconocer la cosmogonía de esas culturas prehispánicas.

Los mejores programas especiales a través de Canal 22, el Canal Cultural de México.

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

Richard Markson y Józef Olechowski, por Escenarios de Canal 22, hoy 17.30 hrs.

Luto en el cine mexicano por la muerte del director Jaime Humberto Hermosillo

“Los Simpson”, ¿ahora sí es el final?

IPN-UNAM,UNIDOS POR SUS ORQUESTAS

Por primera vez las orquestas sinfónicas del IPN y la UNAM unieron sus talentos en el concierto celebrado, de manera gratuita, en la explanada del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en el marco de los 50 años del movimientos estudiantil de 1968 denominado M68.

Aquí puedes ver la orquesta sinfónica del IPN-UNAM.

p80913164.jpg

Dato.- El repertorio consistió en la Marcha de duelo e ira, así como la sinfónica #3 Heroica de Beethoven, y la intervención de Danza UNAM.

Canal Once transmité el concierto, este sábado 15 de septiembre, a las 13:00 hrs.

TV&SHOW / Rondero’s Medios