Demi Lovato relata la violación que sufrió y adicciones en documental

NUEVA YORK.- DEMI LOVATO fue víctima de violación a los 15 años, seguido de una sobredosis en 2018 y la admisión de que no estaba aún alejada de la adicción al alcohol y las drogas.

DEMI LOVATO, de 28 años, desde que era la adolescente Mitchie Torres en Disney’s Camp Rock, vivió una auténtica pesadilla y en una nueva serie documental, reveló aspectos de su vida que parecen bastante extraídos de una película de terror.

El documental de cuatro partes está dirigido por Michael D. Ratner y lleva el nombre de Dancing with the Devil… the Art of Starting Over, el séptimo álbum de Lovato programado para su lanzamiento el 2 de abril. Como una caja de pandora, la Lovato se abre para revelar alegrías, traumas, penas de una existencia vivida en el centro de atención desde que sólo tenía diez años.

Su sobredosis en 2018, debido a la cual tuvo tres derrames cerebrales y un ataque al corazón y ahora con daño cerebral que le impide conducir o leer correctamente, se convierte en el punto de partida de la serie y luego habla de episodios traumáticos como la violencia sexual a los 15 años o de quien la “enganchó” durante el episodio de su sobredosis.

“Sé que lo que voy a decir será impactante – dice en la serie – pero cuando era adolescente me encontré en una situación similar. Perdí mi virginidad por violación.” “Estábamos saliendo – continúa – pero le dije que no iba a ninguna parte porque yo era virgen y no quería perderla así. Pero no importaba, sucedió de todos modos”.

La cantante no reveló el nombre de su atacante, sin embargo habló de una persona en la comitiva de Disney. “Es mi historia la que #MeToo”, además de decir también que esta persona no ha sufrido repercusiones. No fue retirada del elenco de la película de la que formaba parte. El documental, que se emitirá en YouTube a partir del 23 de marzo, también cuenta con apariciones de, entre otros, Elton John, Christina Aguilera y la misma familia de la ex estrella de Disney.

En cuanto a su adicción al alcohol o las drogas, Lovato dijo que dejar de fumar de repente no funcionó para ella y que ahora se entrega a unas copas y fuma marihuana pero con moderación.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

“Las nueve vidas de Ozzy Osbourne” comienzan esta noche por A&E

A&E estrena esta noche a las 22:50 horas, LAS NUEVE VIDAS DE OZZY OSBOURNE, una producción original sobre el legendario músico, ícono del heavy metal, que narra la extraordinaria vida y carrera de esta leyenda de la música.

Bajo el sello de Biography -la franquicia ganadora del Emmy que destaca a las personalidades y eventos de interés periodístico con puntos de vista reveladores y contundentes, fuente concreta y definida de algunas de las narraciones de no ficción más exitosas de nuestro tiempo sobre historias reales-, este especial de A&E de dos horas, sin filtros y contado en primera persona, celebra a una de las estrellas más importantes del rock a través de entrevistas exclusivas y material de archivo que profundizan en las etapas de la vida de Osbourne y la increíble carrera de este ícono de la música.

Durante más de cinco décadas, OZZY OSBOURNE, conocido como el ‘padrino’ del heavy metal y apodado El Príncipe de las Tinieblas (The Prince of Darkness), ha personificado la rebelión del rock and roll. Con entrevistas exclusivas con Ozzy mientras reflexiona sobre las muchas fases de su vida, LAS NUEVE VIDAS DE OZZY OSBOURNE traza la historia del músico a lo largo de distintas etapas: desde su infancia en la pobreza en Birmingham, Reino Unido hasta su tiempo en prisión; su vínculo temprano con la música y cómo Los Beatles le “cambiaron la vida”; su nombre como vocalista y líder del grupo de metal Black Sabbath, uno de los períodos más duros de su vida luego de la separación de su primera mujer, la muerte de su padre y la expulsión de la banda; su exitosa carrera como solista en la que fue ganador de un Grammy; sus graves problemas con las drogas y el alcohol, hasta erigirse como uno de los estadistas más veteranos del rock y un adorable padre de la televisión en el siglo XXI.

Como un gato, con nueve vidas, siempre aterrizando de pie e impulsándose hacia un mayor éxito, y casi muriendo varias veces en el camino, esta BIOGRAPHY de dos horas explora cómo Ozzy se ha reinventado continuamente a sí mismo y a su carrera para impulsarse hacia un mayor éxito a través de nueve etapas -vidas- categorizadas en el especial: Pobreza y prisión, El Nacimiento del Heavy metal, Drogas, muerte & divorcio, Diario de un loco, Matrimonio y Caos, El Pecado Definitivo, No más giras, Papá lo sabe todo y Retiro.

La razón por la que hago lo que hago es porque es lo que todos quieren hacer, pero no tienen las agallas para hacerlo. Y todo lo que soy es ser honesto”, se sincera Ozzy.

En este especial, Ozzy, de 70 años, reflexiona sobre los detalles íntimos de sus éxitos, fracasos y su capacidad única de supervivencia y perseverancia, incluidas entrevistas nunca antes vistas sobre su diagnóstico reciente de Parkinson. “¿Saben el momento en que me retiraré? Cuando pueda escucharlos poniendo los clavos en mi ataúd. Y aun sí, luego haré un maldito bis. Porque soy el Príncipe de las Tinieblas”, sentenció Ozzy en una de sus más recientes entrevistas.

Acompañado por material de archivo y animaciones que apoyan el relato, LAS NUEVE VIDAS DE OZZY OSBOURNE, incluye además entrevistas con Sharon – la mujer y representante de Ozzy y celebridad de la tv-, sus hijos Aimee, Kelly y Jack Osbourne, los otros miembros de Black Sabath, el guitarrista Toni Ionni, el bajista Geezer Buttler y el baterista Bill Ward; así como con amigos y compañeros músicos como el productor Rick Rubin, Ice-T, Rob Zombie, Jonathan Davis, Post Malone y más.

Es el loco más irresistible que jamás hayas conocido en tu vida. Él es el verdadero Iron Man”, describe su hija Kelly en el especial estreno de A&E. “Dejó una de las bandas de rock más grandes del mundo y se hizo más grande, un artista creíble por su cuenta, encontró un gran talento nuevo y luego lo hizo enorme en la televisión. Nadie había hecho eso”, revela Sharon. Y agrega: “Ozzy siempre ha sido un hombre del pueblo, lo que para mí es…es solo una de las cosas que amo de él”.

El estreno de esta producción original en América Latina está acompañado del lanzamiento en Spotify de una lista de reproducción especial en la cuenta de A&E con todas las canciones que son parte de esta biografía, una playlist de 13 temas -con Black Sabbath así como también de él como solista- integrada por: No Bone movies, Revelation, Crazy Train, Goodbye to romance, Over the mountain, Diary of a Madman, Paranoid, Hand of Doom, N.I.B., Children of the Grave, Changes, Iron Man y Black Sabbath.

Una vez más, ha sido un absoluto placer trabajar con el equipo de A&E“, dijo el productor ejecutivo del especial e hijo de Ozzy, Jack Osbourne. “Este documental llevará a los espectadores a un viaje increíblemente honesto y emocional en la vida de mi padre que siento que conectará con personas de tantas formas. No solo hablo por mí, sino también por toda la familia Osbourne cuando digo lo emocionados y honrados que estamos de este documental”.

LAS NUEVE VIDAS DE OZZY OSBOURNE es una producción de Osbourne Media y Critical Content para A&E Network. El documental está producido y dirigido por R. Greg Johnston. Los productores ejecutivos de Osbourne Media son Sharon Osbourne, Ozzy Osbourne, Jack Osbourne y Peter Glowski. La productora ejecutiva de contenido crítico es Jenny Daly. LB Horschler es coproductor ejecutivo. Los productores ejecutivos de A&E Network son Elaine Frontain Bryant y Brad Abramson. A+E Networks posee los derechos de distribución mundial de LAS NUEVE VIDAS DE OZZY OSBOURNE.

Ozzy Osbourne: el ‘padrino’ del heavy metal

Nacido en Aston, Birmingham en 1948, el músico y compositor británico Ozzy Osbourne encabezó la banda de heavy metal Black Sabbath antes de embarcarse en una exitosa carrera en solitario. Más tarde se convirtió en una estrella de reality con ‘The Osbournes‘.

¿Quién es Ozzy Osbourne?

Ozzy Osbourne saltó a la fama en la década de 1970 como el líder de la banda de heavy metal Black Sabbath, con canciones tan icónicas como “War Pigs”, “Iron Man” y “Paranoid”. Se embarcó en una exitosa carrera en solitario en 1979, ganando atención por sus escandalosos actos públicos y provocando la ira de grupos conservadores. Más tarde, Osbourne obtuvo una nueva legión de fanáticos al protagonizar con su familia el improbable reality show ‘The Osbournes’.

Vida temprana y carrera

John Michael Osbourne nació en una familia de clase trabajadora en Birmingham, Inglaterra, el 3 de diciembre de 1948. El cuarto de seis hijos – con tres hermanas mayores Jean, Iris y Gillian y tres hermanos más chicos Paul y Tony -su madre Lilian, trabajaba por días en una fábrica y su padre John Thomas era un fabricante de herramientas que “nunca faltaría un día al trabajo”, cuenta Ozzy.

“El dormitorio que tenía en ese entonces no era más grande que dos camas individuales una al lado de la otra. No había inodoro interior, era un balde para orinar al final de la cama. No tenías papel higiénico, tenías periódico. No tenías agua y jabón, lo cual fue un gran estigma para mí. Tuve mucha vergüenza cuando era niño porque siempre me sentí sucio. Siempre me sentí impuro”, relata la estrella.

Adquirió el apodo de Ozzy mientras estaba en la escuela primaria, donde luchó contra su dislexia. “Fue mucha vergüenza para mí, porque si tenías esa discapacidad de aprendizaje, te ponían en la esquina con un cono en la cabeza y te llamaban el tonto de la clase y toda la clase se reía de ti, lo que me hizo ver más adentro de mí, cuenta Ozzy.

Estos y otros desafíos llevaron a Osbourne a dejar la escuela a los 16 años, momento en el que trabajó en una serie de empleos de baja categoría, incluida una temporada en un matadero. “No quería trabajar en un trabajo diurno, no podía soportar levantarme para trabajar por la mañana. Pasaba de plomero a constructor”, explica Osbourne.

Una vez  en el matadero le dije a este tipo: ‘¿Cuánto tiempo llevas haciendo esto?’ Él dice, ‘35 años. Y me retiro y me van a dar un reloj de oro’- Recuerdo que me volví hacia él y le dije: ‘Si quiero un reloj de oro, será mejor que vaya y arroje un ladrillo por la ventana de un joyero’. Tuve que al menos intentar divertirme un poco con mi vida cuando era joven”, justifica Ozzy. Pronto pasó a actividades más ilícitas al cometer una serie de delitos menores, que culminaron con una breve sentencia de seis semanas en prisión por robo.

Sin embargo, a lo largo de este turbulento período de su vida, Osbourne cultivó un profundo amor por la música y, después de salir de prisión, comenzó a explorar su potencial como vocalista. “La música era como una parte muy integral de la familia. Siempre había música con el tocadiscos, en la radio, el piano. Cuando tenía 14 años, descubrí la música a través de los Beatles. Cambió mi vida. Me dio la semilla para querer hacerlo yo mismo”, asegura Ozzy.

En 1968 se asoció con el bajista Terence “Geezer” Butler, el guitarrista Tony Iommi y el baterista Bill Ward para formar la banda de rock Polka Tulk Blues, que pronto rebautizaron como Earth. Si bien Earth ganó algo de notoriedad local, no fue hasta que el grupo comenzó a experimentar con el sonido intenso y amplificado -que luego caracterizaría al género del heavy metal- que llamó la atención de los productores de discos. Dado que el apodo de la banda ya estaba en uso por otro grupo, adoptaron el nombre de Black Sabbath, una referencia a la película clásica de Boris Karloff.

El estrellato de Black Sabbath

Lanzado por Vertigo Records en 1970, el álbum debut homónimo de Black Sabbath fue enjuiciado en gran medida por los críticos, pero se vendió bien en Inglaterra y en el extranjero. “Despegamos tan rápido. Nos subíamos a la furgoneta, subíamos al ferry, nos emborrachábamos en el ferry. Fue simplemente genial”, asegura Osbourne. Con temas destacados como la canción principal, “The Wizard” y “Evil Woman”, Black Sabbath alcanzó el Top 10 en el Reino Unido y el puesto 23 en las listas de álbumes estadounidenses. El segundo trabajo del grupo, Paranoid (1971), incluyó los himnos de metal seminal “War Pigs”, “Iron Man”, “Fairies Wear Boots” y “Paranoid”, y llevó Black Sabbath a nuevas alturas, encabezando las listas en el Reino Unido y alcanzando el No. 12 en los Estados Unidos.

No podía creer que mi voz llegaba por la radio y toda Inglaterra me escuchaba cantar. No lo podía creer”, asevera el cantante. “En unos tres años, habíamos pasado de ser una banda nada a la banda número 1 en Inglaterra. Ocurrió muy rápido”, agrega.

El uso de simbolismo religioso y temas míticos por parte de la banda le dio un toque gótico a sus personajes públicos. También les valió críticas constantes de grupos de derecha, publicidad negativa que simplemente alimentó la popularidad de la banda con su base de fans, en su mayoría hombres jóvenes. Como fue el caso de sus dos primeros álbumes, sus trabajos posteriores Master of Reality (1971), Vol. 4 (1972) y Sabbath Bloody Sabbath (1973) tuvieron éxito en las listas de éxitos, y finalmente alcanzaron el estado de platino en los Estados Unidos gracias a la fuerza de clásicos del metal como “Sweet Leaf”, “After Forever”, “Snowblind” y “Sabbath Bloody Sabbath”.

Abuso de sustancias y dejar Black Sabbath

Con el lanzamiento de Sabotage de 1975, la suerte de la banda empeoró. A pesar de la fuerza de canciones como Symptom of the Universe y Am I Going Insane, el álbum no logró alcanzar el mismo estatus que sus predecesores. Acentuando este cambio, también se vieron obligados a interrumpir su gira posterior cuando Osbourne resultó herido en un accidente de moto.

La ingesta constante de drogas y alcohol de la banda, principalmente de Osbourne, también se sumó a la tensión, junto con la pérdida de fanáticos del floreciente movimiento punk rock. “Hicimos el álbum Volume 4 y estuvimos en Los Ángeles grabando eso durante unos tres meses y fue la primera vez que todos nos metimos realmente en la cocaína. Recuerdo hacerlo todos los días, como las 24 horas del día, prácticamente”, cuenta Geezer, miembro de Black Sabbath. “A veces nos quedábamos despiertos dos o tres días”, añade el baterista Bill Ward.

Tras los lanzamientos de Technical Ecstasy (1976) y Never Say Die (1978), Osbourne y sus compañeros de banda se separaron. Aunque Black Sabbath continuaría con varios líderes en las próximas décadas, incluidos Ronnie James Dio, Dave Donato, Ian Gilliam, Glenn Hughes y Tony Martin, el grupo nunca alcanzaría las mismas alturas alcanzadas durante la era de Osbourne, cuando escribieron y grabaron algunas de las canciones más memorables del heavy metal.

Éxito como solista: ‘Blizzard of Ozz’ y más

A diferencia de algunos artistas, que se desvanecen en la oscuridad después de dejar los grupos que los hicieron famosos, y a pesar de la muerte de su padre, “el periodo más doloroso” de su vida según Ozzy, Osbourne en 1980 presentó un debut en solitario, Blizzard of Ozz, que fue un rotundo éxito comercial. Con los singles “Crazy Train” y “Mr. Crowley ”, el álbum alcanzó el Top 10 en el Reino Unido y el No. 21 en los Estados Unidos, donde eventualmente alcanzaría el estatus de multiplatino. “El álbum simplemente se esparció como un incendio forestal. Entró directamente en las listas de éxitos, las críticas fueron increíbles. ¿Quién no ama “Crazy Train”? Es solo un clásico. Todos en Estados Unidos tenían un álbum de Ozzy y lo conocían. Fue solo un milagro”, cuenta Sharon.

Su seguimiento de 1981, Diary of a Madman, funcionó igualmente bien: “fue el mejor escenario con el que he trabajado. Fue tan genial”, confiesa Ozzy.

La gira que siguió, sin embargo, estuvo cargada de desgracias, incluido un accidente de avión que mató al guitarrista Randy Rhoads y a otros dos miembros de su séquito. “Ozzy y yo estábamos durmiendo en la parte trasera del autobús y nos despertó una enorme explosión”, cuenta Sharon. Randy Rhoads, el guitarrista principal de 25 años del grupo de Ozzy Osbourne murió en un accidente aéreo junto con el piloto del avión y Rachel Youngblood, la peluquera del grupo. El propio Ozzy Osbourne estaba en el autobús de la gira cuando una de las alas del avión lo cortó.

A lo largo de la década de 1980, Osbourne continuó cultivando la imagen del rebelde enfadado y solitario con problemas, y su teatralidad antisocial contribuyó a su notoriedad pública. Entre sus payasadas, bañó a su público con carne cruda y le mordió la cabeza a un murciélago en vivo en el escenario. “Los murciélagos son los mayores portadores de rabia en el mundo y después tuve que ir al hospital y empezaron a ponerme vacunas contra la rabia. Tenía una en cada gluteo y tenía que tenerlo todas las noches”, detalla Osbourne.

Sin embargo, no todo el mundo encontraba tan atractivo su personalidad y su música oscura, y con frecuencia los conservadores religiosos lo señalaban con la esperanza de demostrar los impactos negativos de la música rock en la sociedad.

A pesar de estos y otros desafíos, incluido un período en rehabilitación en 1986, Osbourne continuó logrando el éxito comercial, con los álbumes Bark at the Moon (1983), The Ultimate Sin (1986) y No Rest for the Wicked (1988), todos múltiples platino en los EE. UU. Marcó el comienzo de la década de 1990 con su sexta oferta en solitario, No More Tears (1991), que alcanzó el Top 10 en los EE. UU. y contó con el exitoso sencillo del mismo nombre. “En ese momento estoy vendiendo más discos que nunca, estoy tocando para un público más grande que nunca, y conseguí que mi disco No More Tears se esté vendiendo como loco aquí. Quiero decir, es mi disco más vendido hasta la fecha”, cuenta Ozzy.

En 1992 Osbourne anunció que la gira No More Tears Tour sería la última y Ozzy y su familia regresaron a Inglaterra. “Los niños lo pasaron increíble y fue realmente un gran momento porque no había presión para hacer nada. Definitivamente fue el tiempo más largo de estar con su padre en familia, eso es todo lo que hizo Ozzy, ser familia. Así que no estaba bebiendo ni consumiendo y era simplemente genial”, recuerda Sharon.

Sin embargo, la popularidad del álbum en vivo doble publicado posteriormente, Live & Loud (1993), hizo que Osbourne reconsiderara su retiro, y la versión del álbum de I Don’t Want to Change the World le valió a Osbourne su primer premio Grammy. Regresó al estudio para Ozzmosis de 1995, y al año siguiente comenzó a hacer giras como parte de un festival de metal itinerante, Ozzfest.

Hacia el final de la década, la estrella de Osbourne estaba en decadencia y él continuaba luchando con los problemas de abuso de sustancias que lo habían acosado a lo largo de su carrera. Sin embargo, encontró su camino de regreso al centro de atención en 2001 con el lanzamiento de su octavo álbum de estudio, Down to Earth, que alcanzó el número 4 en los Estados Unidos y el número 19 en el Reino Unido.

The Osbournes

Osbourne pronto aumentó aún más su estatus de celebridad con su propia marca de reality de televisión. “Pasé de espectáculos con entradas agotadas y Ozzfest a tener cámaras de televisión en mi casa”, rememora Ozzy. Debutando a principios de 2002, The Osbournes se centró en la vida doméstica de Osbourne y su clan y se convirtió en un éxito instantáneo.

El atractivo cómico del anciano que sacude su cabeza completando tareas tan aburridas como sacar la basura cautivó incluso a los conservadores que una vez habían denostado a Osbourne. Sin embargo, también dio un giro más serio ese verano, cuando la esposa de Ozzy, Sharon, fue diagnosticada con cáncer de colon. “Al ver a mi madre enferma, no pudo soportarlo. Empezó a beber y consumir más de lo que jamás le había visto”, recuerda Kelly. El programa duró hasta 2005, ganando un Primetime Emmy y convirtiéndose en uno de los programas de mayor audiencia de todos los tiempos de MTV.

Salón de la fama

En 2005, Osbourne se reunió con Black Sabbath para una gira, y al año siguiente las leyendas del heavy metal fueron incluidas en el Salón de la Fama del Rock and Roll. En la ceremonia de inducción, Metallica, uno de los innumerables grupos para los que Black Sabbath fue una influencia principal, interpretó “Iron Man” en honor a la banda.

A pesar de los años de abuso a su cuerpo, Osbourne mostró un impresionante poder de permanencia al continuar de gira como parte del Ozzfest. Regresó al estudio para grabar Black Rain (2007), que alcanzó el puesto número 3 en las listas de Estados Unidos y siguió con el igualmente bien recibido Scream (2010). En 2012, Osbourne se reunió con sus compañeros de banda de Sabbath para realizar una serie de conciertos y grabar un nuevo álbum de estudio, 13, que obtuvo su lanzamiento al año siguiente.

En 2015, la banda anunció planes para una gira final, apropiadamente apodada The End. Al año siguiente también lanzaron un álbum con ese nombre, compuesto por pistas inéditas de 13 y varias presentaciones en vivo. La gira concluyó en Birmingham, la ciudad natal de los miembros de la banda, en febrero de 2017.

Un año después, Osbourne anunció las fechas de la etapa norteamericana de No More Tours 2, la última gira de su carrera. Aunque señaló que quería pasar más tiempo con su familia, el legendario headbanger insistió en que no se jubilaría como músico y que continuaría tocando en conciertos más pequeños y permaneciendo involucrado con Ozzfest.

Matrimonio con Sharon, vida familiar y World Detour

Osbourne se casó con su manager, Sharon Arden, en 1982. Tuvieron tres hijos juntos, Aimee, Kelly y Jack. Jack y Kelly aparecieron con sus padres en The Osbournes, pero Aimee objetó. Osbourne también ha tenido tres hijos de un matrimonio anterior con Thelma Riley -Jessica, Louis y Elliot-, y ahora también tiene varios nietos.

Luego y durante el nacimiento de los tres hijos que tuvo con Sharon, Ozzy tuvo un gran decaimiento en las drogas y el alcohol. “Ozzy sobrio es la mejor compañía del mundo: divertido, entretenido, amable, dulce. Ozzy usando alcohol o drogas, es un completo idiota. Eso es. Es como el día y la noche. Eso es”, explica Sharon, quien inclusive acusó a Ozzy por intento de homicidio. “Los niños fueron a la cama, al baño, teníamos una niñera viviendo en la casa entonces, y yo estaba sentada leyendo. Y él entró en la habitación. No tenía idea de quién estaba sentado frente a mí en el sofá, pero no era mi esposo. Fue probablemente el momento lo más asustada que he estado”, detalló la mujer. “Podría haber matado a Sharon, y ese es un sentimiento desolador. Ella es mi alma gemela, yo la amo”, asegura Ozzy.

En mayo de 2016, Sharon y Osbourne anunciaron sus planes de divorciarse después de más de tres décadas juntos. Según Us Weekly, la separación se produjo después de que Sharon se enterara del supuesto romance de Osbourne con una famosa estilista. Sin embargo, dos meses después, la pareja que había soportado tantos altibajos juntos decidió intentar que la relación funcionara. En julio, Osbourne, que apareció en Good Morning America con su hijo, Jack, dijo que el matrimonio no había terminado. “Es solo un bache en el camino“, aseguró, y “Está de nuevo en marha“.

Por esa época, padre e hijo también regresaron al ámbito familiar de los reality shows con “Ozzy & Jack’s World Detour. Con una duración de tres temporadas, el espectáculo capturó a los dos trotamundos que visitaban lugares emblemáticos y atracciones fuera de lo común.

El diagnóstico de Parkinson y el ‘hombre ordinario’

En una entrevista de enero de 2020 con Robin Roberts de Good Morning America, Osbourne reveló que le habían diagnosticado la enfermedad de Parkinson. Al mes siguiente, canceló la etapa norteamericana de su gira No More Tours 2, citando la necesidad de viajar a Europa para recibir tratamiento y recuperación.

Unos días después, sin embargo, el artista demostró que todavía estaba luchando furioso contra la muerte con el lanzamiento de su duodécimo álbum de estudio en solitario, Ordinary Man, con colaboraciones con Elton John, Post Malone y el guitarrista de Guns N ‘Roses, Slash.

EN REDES:

LATAM: @AELATAM / www.facebook.com/AELATAM   / aeplay.tv

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Ni con la Britney señal se zafa la cantante del yugo de su padre

LOS ÁNGELES.- Los errores cuestan, dígalo si no BRITNEY SPEARS, quien no puede zafarse del yugo de su padre, quien es el encargado de tomar decisiones acerca de sus finanzas y su carrera.

SPEARS ha perdido al menos temporalmente su apelación en contra de su padre James Spear en un tribunal de Los Ángeles, donde un juez se ha negado a considerar el caso presentado por la estrella del pop de 38 años para romper el vínculo que ha estado sometiendo sus finanzas y carrera a decisiones paternas durante más de una década.

La polémica en torno a Britney Spears no solo ha desatado preocupación entre sus fans, también se convirtió en una noticia internacional, y es que después de varios meses de lucha legal, la cantante perdió la demanda que interpuso hace algunos meses contra su padre.

Esto significa que su padre seguirá con el control sobre su dinero y de todas las decisiones en su vida personal.

Los seguidores de la Princesa del Pop aseguran que está “totalmente secuestrada”.

Todo comenzó en 2007, cuando la cantante empezó a comportarse de manera extraña tras su divorcio de Kevin Federline. Sus supuestos colapsos mentales tuvieron lugar a la vista de todo el mundo, uno que destaca es cuando se rapó y fue captada golpeando con un paraguas, el coche de un paparazzi.

Posteriormente ingresó a un centro de atención psiquiátrica después de negarse a entregar a sus hijos en un enfrentamiento con la policía. Pero fue hasta 2008 cuando la tutela de su padre se estableció.

En 2019, Britney Spears volvió a un centro de salud. Ella misma señaló que no tenía el control de su vida debido a su padre.

Cabe recalcar que el padre de la cantante renunció al cargo de tener el control financiero de Britney el año pasado para atender asuntos personales de salud, pero después regresó a tomar la responsabilidad y es por eso que la etiqueta #FreeBritney tomó fuerza en redes sociales.

Desde 2008, después de la crisis nerviosa grave y pública de su hija (sus fotos con la cabeza rapada habían hecho las rondas del mundo), James se ha convertido en el guardián legal de toda la herencia y la carrera del cantante, un papel por el que se dice que le pagan alrededor de 130 mil dólares al año.

El término legal en California es “conservación” y varios expertos legales han comentado que este tipo de protección se aplica generalmente a aquellos que tienen trastornos mentales o son ancianos.

En su última audiencia de ayer en Los Ángeles, la jueza de la Corte Superior se negó a confirmar la apelación de Britney, aunque no des des des desmintió poder hacerlo en el futuro.

“Mi cliente me informó que le tiene miedo a su padre”, dijo el abogado de Britney, Samuel D. Ingham, a la corte: “Me dijo que no volverá a actuar mientras su padre tenga el control sobre su carrera”.

Los fans de Britney han estado apoyando fuertemente su causa durante años a través del movimiento #FreeBritney que ha obtenido membresías totales, desde Cher hasta Paris Hilton, desde Miley Cyrus hasta la Unión Americana de Libertades Civiles.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

50 años sin Janis Joplin, la mujer que abrió brecha a las rockeras

LOS ÁNGELES.- En un día como hoy pero de hace 50 años, JANIS JOPLIN no se presentó en el estudio de grabación esa tarde del 4 de octubre de 1970. El teléfono de su habitación en el Landmark Motor Hotel de Los Ángeles sonaba en blanco. Su famoso Porsche psicodélico todavía estaba en su lugar en el estacionamiento. La tarea de buscarla fue encomendada a John Byrne Cooke, fotógrafo y su road manager: y así fue él quien la encontró muerta, boca abajo junto a la cama. La autopsia realizada por el famoso forense Thomas Noguchi no dejó lugar a dudas: la vida del ícono femenino más poderoso de la historia del rock había sido una sobredosis de heroína.

Es el trágico y prematuro final de la muy intensa y desesperada existencia de una niña que cambió para siempre el papel y la imagen de la mujer en el mundo de la música, un universo en ese momento dominado por un machismo feroz. Janis fue la primera mujer súper estrella de rock: no le fue fácil abrirse camino pero ciertas situaciones mueren difíciles cuando piensas que el último y fuerte ataque al machismo del mundo del espectáculo llegó hace unos meses por parte de Dua Lipa, estrella del pop mundial que solo tiene 25 años.

La vida de JANIS JOPLIN fue muy difícil desde que era una niña, cuando en la escuela secundaria en Forth Worth, Texas, donde nació el 19 de enero de 1943, fue víctima del acoso más feroz: tenía sobrepeso y estaba atormentada por el acné y los insultos de sus compañeros. Su único espacio de felicidad era la música, el Blues en particular. 

Antes de terminar la universidad, hizo autostop a San Francisco, que se convertiría en “su ciudad”. En ese momento Frisco, y en particular el distrito de Haight-Asbury, era la capital del movimiento hippy, una concentración única de pacifismo, fermento musical y cultural (en North Beach estaban los Beat) y experimentación con sustancias. 

Ponerse en contacto con el mundo de la música era inevitable: fue una amiga suya quien le dio la primera oportunidad profesional con Big Brother and the Holding Company: la voz aguda y ronca, llena de dolor y deseo de amor, imbuida del blues de Bessie Smith y Odetta o el alma rugiente de Etta James conmociona al público y a la crítica: la actuación en el festival de Monterey en 1967 anuncia al mundo que nació una estrella. En 1968 editan su segundo disco con la banda, Cheap Thrills, con la portada ilustrada por Robert Crumb, el genio del cómic underground y algunas de las canciones sobre las que se construye la leyenda de Janis: Summertime, Piece of my Heart y Bola y cadena. 

A pesar de llegar al # 1 en la lista de álbumes, Cheap Thrills es el último álbum grabado con la banda. La actuación en el Festival de Cine de Monterey de 1967 anunciaba al mundo que ha nacido una estrella. 

A partir de ese momento inició su carrera en solitario, lamentablemente muy corta. Solo tendrá tiempo para grabar I Got Dem Ol ‘Kozmic Blues Again Mama! y para terminar las grabaciones de Pearl (su apodo), que se lanzará póstumamente en 1971: aquí también hay títulos legendarios, comenzando por Mercedes Benz y especialmente Me and Bobby McGee, un cover de una canción de Kris Kristofferson, que fue el único sencillo de su carrera en llegar a la cima de la lista. 

Su vida ya estaba devastada por la heroína, malas relaciones y por miedos nunca vencidos y deseos insatisfechos. Pero también lleno de momentos de música inalcanzable: JANIS JOPLIN fue simplemente un presagio, una chica que podría llevar el mundo del blues y el soul al rock con absoluta naturalidad.

Debido a sus excesos en el escenario no siempre estuvo a la altura: Woodstock, por ejemplo, no fue una de sus mejores actuaciones. Subió al escenario diez horas después de la hora prevista: un tiempo demasiado largo para no llenarse de consumo excesivo de heroína y alcohol. Dice Pete Townshend: “En Woodstock, Janis no hizo su mejor actuación probablemente debido al alcohol y las drogas. Pero incluso cuando no estaba en forma, podía ser extraordinaria”. 

Como si hubiera estado regulada por la sincronicidad, su muerte está ligada a una serie de coincidencias: poco antes de morir, al saber que Bessie Smith, la mayor cantante de blues de la historia y su ídolo, fue enterrada en una tumba con una lápida anónima, ella compró uno nuevo adecuado a la estatura del personaje. 

Una de sus últimas canciones se llama Buried Alive With The Blues, enterrada viva con el blues. 

Janis murió dos semanas después de Jimi Hendrix: ambos a los 27 años, como Jim Morrison, que morirá un año después. Él también a los 27. Son la trinidad secular del Club 27, el círculo de artistas que murieron prematuramente a la misma edad, a la que se unieron trágicamente Kurt Cobain y Amy Winehouse. 

Lo que más importa es el extraordinario legado musical que dejó Joplin, fue que abrió el camino a las mujeres del rock, quien demostró que el talento y el poder emocional pueden cambiar las reglas del juego. Un modelo imprescindible para generaciones de artistas. Pero también prueba de que incluso una niña perseguida por matones con música puede aprender a volar.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Amber también golpeó a Johnny Depp por “defender” a su hermana del actor

LONDRES.- “Fue como una ráfaga de docenas de botellas arrojadas como granadas”, así lo describió la actriz AMBER HEARD en el tercer día de la audiencia para el juicio por difamación presentado ante el Tribunal Superior de Londres por JOHNNY DEPP contra el tabloide británico Sun, uno de los ataques del que declaró habría sido víctima durante el matrimonio con el actor, como parte de una declaración en la que también admitió por primera vez que también golpeó al protagonista de la saga Piratas del Caribe, aunque invocando siempre defensa propia.

El estallido de ira de Depp, en la historia relatada por Heard, ocurrió durante un largo fin de semana en Australia consumido entre el abuso de alcohol y drogas. La actriz y modelo reiteró la acusación contra su ex esposo, quien siempre ha negado cualquier violencia física en su contra y ha demandado al Sun por “por haber perdido el control como otras veces, entre golpes, patadas, ojivas, ojos negros y tirar botellas”. 

Además de haberla hecho sentir “como en un estado de cautiverio”. Y recordó que incluso amigos acostumbrados a excesos como Marilyn Manson se referían al “alter ego de Johnny “, en momentos de alteración, como El Monstruo.

Por otro lado, Amber admitió haber golpeado a Johnny en al menos una ocasión, una circunstancia que siempre había negado hasta ahora. Pero afirmó que lo hizo solo para defender su seguridad y la de su hermana menor, Whitney, y agregó que temía que Depp pudiera “derribarla por las escaleras como ya había hecho con Kate Moss”, según un episodio que ella dijo que tenía. aprendí de dos fuentes anónimas de terceros. 

Los dimes y diretes entre la famosa pareja apenas están comenzando.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

El álbum debut de Amy Winehouse, “Frank”, será lanzado en doble vinilo

FRANK, el álbum debut de AMY WINEHOUSE, aclamado por la crítica y con millones de ventas, estrenado originalmente el 20 de octubre de 2003, será lanzado en un disco doble de vinilo a media velocidad el 4 de septiembre.

El álbum que introdujo a la londinense de 20 años en el mundo musical y obtuvo la certificación de Triple Platino en el Reino Unido, presenta el sencillo ganador del Premio Ivor Novello, Stronger Than Me, así como los temas Take The Box, In My Bed and F ** k Me Pumps.

Half Speed Mastering es una técnica artesanal ofrecida por Abbey Road Studios, que da como resultado una reproducción de sonido de la más alta calidad. UMC ha creado una gama de prensas de vinilo personalizadas de álbumes icónicos utilizando este proceso y ha seleccionado cuidadosamente a Frank para que forme parte de la serie.

UN DATO:

El vinilo pesado y el empaque de más alta especificación vienen de serie para crear una experiencia de vinilo completamente personalizada que, lo más importante, proporciona una calidad de sonido superior a cualquier otra cosa disponible actualmente. El paquete incluye un certificado de autenticidad de Abbey Road y una tira obi de marca.

TRACK LIST:

Lado A

  1. Stronger Than Me
  2. You Sent Me Flying (Cherry)
  3. Know You Now

Lado B

  1. Fuck Me Pumps
  2. I Heard Love Is Blind
  3. Moody’s Mood For Love (Teo Licks)
  4. (There Is) No Greater Love
  5. In My Bed

Lado C

  1. Take The Box
  2. October Song
  3. What Is It About Men?
  4. Help Yourself

Lado D

Amy Amy Amy (Outro)

TV&SHOW/ Rondero’s Medios