China no transmitirá por censura oficial los premios Oscar este año

PEKIN.- China no transmitirá la ceremonia de los premios Oscar 2021. Un cortometraje y las declaraciones de la directora Chloé Zhao, nominada al Oscar por Nomadland, son los motivos que han llevado al Gobierno del gigante asiático a tomar la decisión de censurar la fiesta del cine estadounidense en China y la no tan autónoma Hong Kong.

La cadena de televisión abierta más grande de la ciudad, TVB, ha optado por no emitir los premios de la Academia por primera vez en más de 50 años, a pesar de que una película de Hong Kong está nominada por primera vez desde 1993.

El drama juvenil de Derek Tsang Better Days, nominado este año al Oscar como Mejor Película Internacional, le ha dado a Hong Kong su primera oportunidad de gloria en los premios de la Academia desde que Farewell My Concubine obtuviera el premio en 1993. Pero en un acto ruin contra el posible impacto del éxito de los Premios Oscar de Chloé Zao y Do Not Split, el Gobierno chino ha censurado la ceremonia que no se emitirá en Hong Kong por primera vez en más de 50 años.

TVB, que ha realizado la retransmisión de los Oscar desde 1969, ha optado por no renovar los derechos del evento aparentemente obligada por China. En un comunicado a los medios de comunicación, un portavoz de TVB dijo que “fue una decisión puramente comercial”. Ninguna otra emisora o canal de televisión de pago de Hong Kong ha anunciado planes para hacerse con los derechos en lugar de TVB.

A principios de este mes, los reguladores de medios de Beijing instruyeron a los medios de prensa de la China continental que no transmitieran la cobertura en directo de la ceremonia de los Oscar y que minimizaran sus informes sobre el evento en general. Se cree quela Academia de Hollywood despertó la ira del gobierno chino con la nominación del documental corto ‘Do Not Split’, que explora las protestas a favor de la democracia en Hong Kong ocurridas en 2019.

Por eso han decidido censurar la ceremonia de los Oscar, con muchos seguidores entre los cinéfilos chinos. Al malestar oficial se suman las declaraciones, en una entrevista del 2013, realizadas por la cineasta china Chloé Zhao, nominada en la categoría de Mejor Directora por Nomadland, donde supuestamente criticaba al régimen de su país. La animosidad contra la realizadora ha hecho que la película Nomadland no se estrene en el país asiático e incluso ha complicado las relaciones cinematográficas de China y Estados Unidos llegando al extremo que la película ‘Los eternos’, también de Disney, puede ver cancelado su estreno en Oriente.

De las dos declaraciones de Zhao que ofendieron a las autoridades chinas, una parece más fácil de suavizar que la otra. En una entrevista de diciembre de 2020 con el medio australiano news.com.au se citó a Zhao diciendo: “Estados Unidos es ahora mi país”, lo que algunos lectores en China interpretaron como si ella dijera le hubiera dado la espalda a su país. La publicista de Zhao corrigió lo que pareció ser un error de comprensión, ya que la cineasta sigue considerándose china. 

Pero la segunda cita que le causó problemas a Zhao podría afectar más la situación, a pesar de que apareció hace casi una década. En ella hablaba de lo que la atrajo a su primer largometraje, sobre un adolescente nativo americano que lucha por encontrar su camino en una reserva. “Se remonta a cuando yo era adolescente en China, un lugar donde hay mentiras por todas partes”, dijo, retratando en esas mentiras un estado autoritario empeñado en moldear y controlar todas las narrativas nacionales.

China ha codiciado durante mucho tiempo el reconocimiento artístico que representan los Premios Oscar y su popularidad internacional, pero el Partido Comunista Chino también sigue empeñado en controlar con mano de hierro su narrativa. Extraña que en China no quieran disfrutar la gloria de una directora como Zhao, con un padre con vínculos estrechos a una empresa estatal, presentando una película crítica con el sistema social estadounidense. Está claro que la censura no ve más allá de su propio egosistema.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Embarazos y sobrepeso en adolescentes, alto riesgo en salud

Ante un incremento del 20 por ciento en el número de embarazos en adolescentes durante la pandemia por COVID-19 en el país, el Instituto Politécnico Nacional (IPN) advirtió que la obesidad y el sobrepeso son factores de alto riesgo en la salud de este sector de la población para desarrollar preeclampsia, que se caracteriza por la elevación de la presión arterial y el aumento de proteínas en la orina.

La investigadora de la Escuela Superior de Medicina (ESM), Rosa Amalia Bobadilla Lugo, aseguró que en México la preeclampsia se ubica entre las principales causas de muerte materna en adolescentes menores de 18 años y mujeres mayores de 40 años. “De acuerdo con estimaciones del Consejo Nacional de Población (Conapo), la cifra de embarazo en adolescentes se ha incrementado en 20 por ciento durante la pandemia, lo cual implica un riesgo mayor de padecerla para ese sector de la población”.

Explicó que durante el embarazo se presenta una tendencia a la vasodilatación generalizada que permite a la madre regular la presión arterial, pero si estos mecanismos se alteran, se favorece una vasoconstricción que eleva la presión arterial. “Las gestantes con sobrepeso u obesidad tienen mayor riesgo de presentar este trastorno hipertensivo del embarazo; la preeclampsia puede favorecer alteraciones metabólicas”.

La científica, integrante del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) Nivel I, destacó que hasta ahora se desconoce el origen de la preeclampsia, por lo que es importante profundizar los estudios en torno a la fisiopatología, para emprender acciones específicas para su prevención y tratamiento.

La doctora del IPN precisó que cualquier aumento de más de 15 milígramos del mercurio por arriba de la presión normal de la paciente o presentar dolor de cabeza, exceso de edema en pies y piernas, visión borrosa u observar luces brillantes, pueden ser señales de preeclampsia.

Exhortó a quienes padezcan estos síntomas a buscar atención médica inmediata, para recibir tratamiento y evitar que evolucione a eclampsia (caracterizada por convulsiones seguidas de un estado de coma), lo cual implica daño multiorgánico y pone en riesgo la vida de la madre y del feto.

TV&SHOW/ Rondero’s Medios