Sobrevive

Tres especialistas en desarrollo humano (Anamar Orihuela, Eduardo Calixto y Mario Guerra) se unieron para publicar SOBREVIVE (Editorial Aguilar, Penguin Random House), un libro-guía que sólo estará a la venta en formato digital y audio, y que abordará diversos temas para sobrellevar el confinamiento que vivimos actualmente.

SOBREVIVE es una invitación a revalorar tu vida y darle un sentido más humano, para destacar la confianza, la buena actitud y el deseo de ser mejores personas.

20200324-637206515099565869_20200324130508-kIgF-F6SFXWFPAQSHG9Z6-992x558@LaVanguardia-Web

MENSAJE:

Entenderás sin juzgar: cómo piensa tu pareja y por qué actúa o decide de tal manera, qué les preocupa a tus hijos o a tus padres, qué te estruja el corazón o te impulsa a ayudar a los que te rodean.

Con los consejos de los especialistas en desarrollo humano, los lectores podrán elegir otra forma de comunicarse, sentir y ver la realidad, para tener control de las emociones y decisiones.

CON LETRA GRANDE

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

EL ARTE DE TENER SIEMPRE LA RAZÓN

Las ideas más destacadas de ARTHUR SCHOPENHAUER son recopiladas en un libro de pocas hojas pero voluminoso en información: EL ARTE DE TENER SIEMPRE LA RAZÓN (Ediciones Gandhi, 183 páginas).

220px-Schopenhauer_print_with_signature.jpg

DE SCHOPENHAUER:

Aunque el filósofo alemán es considerado uno de los principales defensores de la corriente del pesimismo, en sus ensayos da la pauta para reconocer la felicidad en nosotros mismos, teniendo “una vida cómoda y dichosa”. Ateo confeso pero creyente del espíritu humano, busca el crecimiento del individuo a través de la introspección. Está clasificado como uno de los grandes pensadores del siglo XIX a la altura de Friedrich Nietzsche, Sigmund Freud, Albert Einstein, entre otros más.

SUS ENSAYOS:

Divide en tres grupos la estructura de la persona: lo que uno es, lo que uno tiene y lo que uno representa. Para ello, la percepción del ser humano juega un papel muy importante para su desarrollo individual. Cuanto más similitudes tengan la realidad personal con la realidad externa, mayor será la felicidad obtenida a través de los procesos de amar, sentir y pensar. Las percepciones están determinadas por los acontecimientos significativos de cada individuo, dejarse fluir por lo que uno es, piensa y siente es más beneficio que intentar adoptar una postura generalizada por las masas.

En la realidad externa, el hombre se desenvuelve para desplegar sus habilidades, éste debe tener la capacidad de observar los acontecimientos que le rodea para sopesar aquello que le conviene o lo limita.

Schopenhauer considera a la sociedad como la anomalía del ser humano, las leyes establecidas para vivir en conjunto están basadas en el sometimiento de su ser. Las sanciones, para un delito, fueron pensadas para la conducta negativa de la persona. La religión es el opio del pueblo; los pasatiempos, juegos de hacer, deportes de competencia o extremos, etcétera, son desvíos de la atención del genio interno por aburrimiento y necesidad.

El humano nace con ciertas características y éstas, en esencia, no se pueden modificar por mucho que trate pues esta dictaminado por sus características y rasgos al momento de nacer, no se puede mantener una genialidad fingida por mucho tiempo, sin embargo, el autor manifiesta las bondades de tener un alma inquieta que busca proliferar aunque se reprima. Si nuestro espíritu es aventurero y busca en los océanos de nuestro mundo, su perfeccionamiento personal logrará la felicidad aunque naufrague en ello.

Todo sujeto tiene entendimiento, pero no todos tienen la voluntad para desplegarlo; por tal motivo la voluntad no necesariamente es importante para un intelectual en crecimiento pues la voluntad requiere del esfuerzo para realizar sus tareas, al contrario, el quehacer lo motiva a desplegar aquello que lo apasiona.

La perpetúa insatisfacción del sujeto habita en los genios; los mediocres invisten como razón de vivir en tener un coche último modelo y disfrutar de la bebida alcohólica como la mejor experiencia de su vida.

Las estratagemas del filósofo se destinan al debate perspicaz sin importar quién tenga la razón o que adversario se tenga enfrente.

Arthur presenta sus 38 estratagemas para el debate perspicaz sin importar quién tenga la razón. Lo medular es como se maneja la discusión sin interesarse por la resolución, esto significa que el resultado final no es el propósito. Se puede utilizar el engaño como táctica de guerra.

Como en todo ensayo, el autor pone la palabra y el lector el sentido.

LA CONTROVERSIA:

“Porque todo cuanto existe y sucede para el hombre siempre existe y sucede sólo en su conciencia”, sin embargo, no se puede dejar a un lado el Inconsciente, que también muestra signos de existencia en el acontecer diario del individuo y que influye más de lo que se piensa. El pensamiento es más complejo.

Los límites del discurso de Arthur Schopenhauer están condicionados al estado y su forma de moldear a las mentes con un sistema educativo homologado, no es malo pero tampoco es el más conveniente para todos.

¿Cómo se puede reconocer si el ser está viciado por el nacionalismo? las enfermedades somáticas son el síntoma inequívoco de la frustración del intelecto, nos dice Schopenhauer. Sigmund Freud ya había hablo sobre el síntoma y sus consecuencias tormentosas para el paciente, aunque no necesariamente pertenecen a la mente brillante; el síntoma es un reflejo del inconsciente de todo hombre.

1465835721_804186_1465836888_noticia_normal.jpg

UNA FRASE:

“Lo mejor que le puede pasar al ser humano es morirse pronto”, pero si esto no es posible, la mejor opción es vivirla de manera libre, espiritual e inteligentemente.

DATOS A CONSIDERAR

Los ensayos del alemán están llenos de aforismos sarcásticos  y crean un debate constante por sus diversas interpretaciones. Algo es seguro, para opinar sobre el pensamiento pesimista de Schopenhauer habrá que leer primero sus ensayos, de lo contrario seremos un montón de enorgullecidos de nuestra pequeña realidad.

La corriente del Pesimismo tiene como escenario el peor de los acontecimientos tomando la situación más perjudicial, la falla más posible.

Dada la época, -siglo XIX-, cuando escribió sus ensayos, la esclavitud de los hombres de color era un acontecimiento normal y por tal motivo consideraba a la raza de tez oscura, sin importar si eran esclavos o libre, como intelectualmente rezagados.

CON LETRA GRANDE

Por Saelim Fernando

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS