La equinoterapia debe ser primordial en el sector salud

CIUDAD DE MÉXICO.- “La equinoterapia se debe considerar primordial en el sector de salud gubernamental o privado, es un sistema seguro para las personas que sufren una discapacidad o problemas emocionales, declaró IMANOL MUNGUÍA, especialista coaching con equinos en esta materia y su reconocido y calificado taller Susurros al Corazón.

MUNGUÍA se inició en esta profesión, desde muy niño, y viviendo entre caballos, se interesó por la equinoterapia hasta convertirse como uno de los mayor prestigio de este país. En varios países se practica para múltiples rehabilitaciones, con grandes resultados, menos en México.

“En nuestro país aun es una materia desconocida y no aplicable”, agregó Imanol. “Este gran tratamiento lo pueden recibir niños desde los siete años hasta adultos mayores de cien años”, precisó.

El centro de equinoterapia se localiza en Lomas Verdes y Chiluca, al norte de la capital, donde se cuenta con 24 corceles y en ocasiones solo se utilizan 4 o 6 caballos para esta terapia.

El próximo 21 de mayo será la apertura de esta terapia, de las 09.00 a las 18.00 horas. “La invitación es abierta a todos los que se interesen, incluyendo a las personas afectadas emocionalmente por la actual pandemia del Covid19 o que hayan sufrido un duelo y se puede realizar de jueves a domingo.”, agregó Munguía.

Su costo es muy accesible para todo público .La equinoterapia es una modalidad que se incluye en las denominadas terapias ecuestres, que reúnen todas las actividades realizadas con el caballo (ya sea montado o a pie) y cumplen con una finalidad terapéutica, la de contribuir a la rehabilitación, reeducación, normalización, integración y socialización de aquellas personas que sufren alguna discapacidad física, psíquica, sensorial o psicológica, o que presentan alguna problemática social o un trastorno del comportamiento.

La equinoterapia debe ser diferenciada de la hipoterapia, ya que aunque ambas están dirigidas a la rehabilitación –física y psicológica– de niños y adultos por medio del caballo, y contribuyen a mejorar el desarrollo de las personas con discapacidad y con necesidades especiales, se aplican en diferentes ámbitos.

Se sabe que ya en el año 460 a.C. Hipócrates alababa las virtudes terapéuticas de los caballos, y recomendaba practicar la equitación a los pacientes con patologías incurables para mejorar su estado de ánimo.

En 1875, un neurólogo francés, el doctor Chassaignac, comprobó que sus pacientes mejoraban después de montar a caballo, y que el movimiento del animal favorecía el equilibrio, el control de los músculos, y el funcionamiento de sus articulaciones.

La equinoterapia como tal surgió en México en 1969, de la mano del comandante Rogelio Hernández Huerta (preparador físico en el Centro Deportivo Olímpico Mexicano).

Si bien su técnica es diferente a la que se usa hoy en día, él fue el pionero en esta terapia.“ Hoy Susurros al Corazón, de Imanol Munguía, se convierte en una gran opción natural, con los caballos, sin recurrir a costosos tratamientos de medicamentos, que al final solo resultan una panacea, para los seres humanos afectados por discapacidad o emociones y buscan un alivio total a sus males”.

POR ÓSCAR VELÁZQUEZ

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

El príncipe Harry asistirá al funeral de su abuelo el próximo sábado

LONDRES.-El funeral del príncipe Felipe se celebrará el sábado 17 de abril en el castillo de Windsor. El Palacio de Buckingham lo anunció. El Príncipe Harry asistirá al funeral de su abuelo, pero su esposa Meghan no estará con él.

En el castillo de Windsor frente al ataúd del príncipe Felipe, la esposa de la reina Isabel que murió este jueves a los 99 años.

Entre los primeros en conocer a su madre y presentar sus últimos respetos al cuerpo de su padre estaba el príncipe Eduardo, el cuarto hijo de la pareja real, acompañado de su esposa Sophia, condesa de Wessex. Mientras que más tarde también se señaló al tercer hijo Andrea, duque de York, que había sido excluido de los papeles oficiales de la Familia Real durante varios meses tras su presunta participación en el escándalo Epstein en Estados Unidos. Todo el mundo entró y salió en silencio, excepto por una broma despreciable de la esposa de Edward que – presionada por los periodistas sobre cómo encontró a Elizabeth ante la pérdida de Felipe después de 73 años de matrimonio y vida compartida – sólo respondió: “La Reina fue increíble”.

Un golpe muy duro para la Reina Isabel II, después de más de 7 décadas de vida juntos y dos semanas después de cumplir 95 años.

Un golpe que, sin embargo, no parece destinado a preludiar escenarios de abdicación, al menos no a corto plazo, en la convicción casi unánime de expertos, comentaristas e historiadores de los hechos reales británicos, convencidos de que el respeto a la tradición y el sentido del deber hacia la institución monárquica aún puede prevalecer en la hija de Jorge VI sobre el dolor o la reacción emocional del momento.

Casados desde 1947, el soberano y el duque de Edimburgo compartieron 73 años de matrimonio y 69 años de reinado, que comenzaron con la prematura muerte del padre de la soberana en 1952.

“Les puedo asegurar que la reina no abdicará”, es la opinión del historiador Hugo Vickers. “Hay indicios de que se encuentra en excelente estado de salud, y con un poco de suerte podrá seguir siendo nuestra soberana mientras sea posible”, añadió.

Una resistencia física que la ayuda a poder seguir considerando su papel de monarca como una misión existencial.

“Para la reina, ser reina es un trabajo de por vida. No hay espacio en su forma de pensar para la opción de renunciar o dar un paso atrás”, insiste Vickers.

EL MENSAJE DEL PAPA

“Su Santidad el Papa Francisco extiende sus más profundas condolencias a Su Majestad y a los miembros de la Familia Real, recordando la devoción del príncipe Felipe a su matrimonio y familia y su compromiso público con la educación y el progreso de las nuevas generaciones”.

Esto es lo que se lee en el telegrama enviado, en nombre del Papa Francisco, por el Secretario de Estado, Card. Peter Parolin, a la reina Isabel II. El Papa “invoca las bendiciones del Señor de consuelo y paz”.

El primer testimonio ante la nación se confía a las palabras del eterno heredero al trono Carlos, que ahora tiene 72 años, el único que ha visitado Felipe durante su última hospitalización. Un acto interpretado por muchos como un signo visible de superación de los supuestos malentendidos pasados y las muy ciertas diferencias de sensibilidad entre padre y primogénito. Del duque de Edimburgo, Carlos ensalza ahora “la increíble energía que ha puesto en apoyar a su madre, y tanto tiempo”. Pero también su espíritu libre, el probable deseo de ser “recordado como un individuo en su nombre”.

Un individuo con una “franqueza” memorable, señala, recordando cómo Felipe “no podía sufrir” a las personas inclinadas a “elegir las palabras cuidadosamente”; y atribuyendo esta nota de carácter al legado de su madre, la inconformista princesa griega Alicia de Battenberg, ahora enterrada en un cementerio ortodoxo de Jerusalén y reconocida en Israel como justo entre las Naciones por dar refugio a varios judíos durante la ocupación nazi de Atenas. La memoria de Felipe como una “roca en la vida de la Reina” y de la nación también es resaltada por el cuarto hijo Eduardo, con el cuidado de enfatizar el cuidado de su padre para ser consejero y si es necesario “guía” de su esposa, pero siempre evitando “siempre ensombrecer” su papel de reina con “increíble tacto y diplomacia”.

Mientras que su segunda hija Anna, tal vez la hija más cercana de su padre, recuerda el sacrificio de su renuncia a su carrera en la Marina después de la guerra. Y Andrea, el tercer nacido de la pareja real, vuelve a su sentido del deber: frente a su esposa, la monarquía, las fuerzas armadas, pero también y en primer lugar “la familia”.

“Felipe fue mi fuerza”, recuerda las palabras de la Reina, una cita de hace 24 años para testificar de la conmovedora gratitud de la reina Isabel al príncipe Felipe. Es la decisión tomada por la corte británica, a través del perfil de Twitter del Palacio de Buckingham, la que vuelve a proponer el homenaje personal y público al duque de Edimburgo de un discurso pronunciado por Su Majestad en 1997 para las celebraciones del Jubileo de Diamante en el trono: una cita ya emitida ayer sin parar en la televisión del Reino y tomada esta mañana por muchos periódicos, sin que muchos periódicos dedicaran aperturas de página completa a la noticia de la muerte de Felipe.

“Él – dijo la soberana en esa ocasión también dirigiéndose a su marido- fue simplemente mi fuerza y apoyo a lo largo de estos años y yo, toda su familia, este país y muchos otros le debemos una deuda mayor de la que puede reclamar o incluso lo que nunca sabremos”.

l

La cita está ilustrada por un retrato histórico de la pareja real firmado hace años por la legendaria fotógrafa estadounidense Annie Leibovitz.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios