‘El nuevo Papa’ filmada en la Plaza de San Pedro cautivo a los visitantes

CIUDAD DEL VATICANO.– Gran sorpresa entre los visitantes a la Plaza de San Pedro esta mañana, debido a la presencia de un falso Papa en un ‘popemóvil’ negro, rodeado de agentes de seguridad y celebrado al comienzo de Via della Conciliazione por cientos de fieles banderas amarillas ondeantes.

papa.jpgPero fue el rodaje de la nueva serie de televisión de Paolo Sorrentino, “El nuevo Papa”, después del anterior y muy exitoso “El joven Papa”. Para hacerse pasar por el Pontífice, en este caso, está el actor estadounidense John Malkovich, con una barba blanca, una expresión seria y de sotana, y una gorra blanca ordenada.

Todavía hay mucha reserva en la trama de “El nuevo Papa”, la segunda temporada de la serie concebida y dirigida por el premio Oscar Sorrentino. Malkovich, protagonista de la nueva serie, viste el hábito pontificio después de Jude Law, quien interpretó a “El joven Papa” en la primera temporada.

INFORMACIÓN ANSA

TV&SHOW RONDERO’S MEDIOS

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

Teatro en tv por Canal 22: Felipe Ángeles

Bocelli ofrecerá concierto sin público en el Duomo de Milán, vía streaming

Andrea Bocelli estrena “Si Forever: The Diamond Edition”, con exclusivos duetos

DÉCIMA TEMPORADA DE NCIS LOS ANGELES ESTRENO POR A&E, HOY 21:30 HRS.

A&E celebra el próximo viernes 15 de marzo en horario estelar el estreno de la décima temporada de NCIS LA, la serie spin-off del drama televisivo más visto del mundo entero que profundiza en los casos de alto riesgo de una división de NCIS, encargada de detener a delincuentes peligrosos, que representan una amenaza para la seguridad de la Nación.

Esta nueva temporada tiene un dramático comienzo luego de que el equipo de NCIS, liderado por los agentes Sam Hanna (LL Cool J) y “G” Callen (Chris O’Donnell), se encuentra en grave peligro luego de haber viajado a México a rescatar al hijo de la Directora Ejecutiva del escuadrón, Shay Mosley (Nia Long), que había sido secuestrado por su padre Spencer Williams (Lamont Thompson). Gravemente heridos e incapaces de comunicarse con su equipo base en los Estados Unidos, Sam, Callen, Kensi (Daniela Ruah) y Deeks (Eric Christian Olsen) buscarán el camino para regresar a casa de manera segura. Mientras tanto, Mosely y el retirado Almirante Hollace Kilbride (Gerald McRaney) están tratando de ayudar a sus colegas desaparecidos recorriendo cada esquina y contactando a cada contacto que tienen tanto en México como en Washington.

4.jpg

Además, esta nueva temporada contará con la incorporación de Louis Ochoa encarnado por Esai Morales (How To Get Away With Murder, Chicago P.D.), luego de que se presenta en el departamento de Los Ángeles junto con el fiscal del Departamento de Defensa John Rogers (Peter Jacobson), con el cargo de Director Adjunto y responsable de investigar a la unidad y las personas que trabajan allí. Ochoa, un agente inteligente y dominante, llega para proteger al equipo de NCIS LA y se mostrará desde un principio como un gran aliado y una persona confiable para los integrantes del departamento.

Esta décima temporada promete mucha acción, espionaje y adrenalina para toda esta unidad elite que se apoya mutuamente para hacer lo que sea necesario para proteger los intereses nacionales. Integran el equipo: el agente especial “G” Callen un camaleón que se transforma en quien necesita ser para infiltrarse en el inframundo criminal; su compañero, el agente especial Sam Hanna, un ex SEAL de la Marina de los Estados Unidos; Henrietta “Hetty” Lange (Linda Hunt), quien tiene la tarea de proporcionar todo a nivel equipamiento, desde cámaras de microvigilancia hasta automóviles y vehículos; la agente especial Kensi Blye, una apasionada de la adrenalina que le genera el trabajo encubierto; Marty Deeks, un detective encubierto del Departamento de Policía de Los Ángeles; el operador de tecnología Eric Beale (Barrett Foa), que ha dominado todos los dispositivos y computadoras en el Centro de Operaciones; y la analista de inteligencia Nell Jones (Renée Felice Smith), quien se ganó el respeto del equipo con sus evaluaciones precisas y su perspicacia. El año pasado, la ex agente del Servicio Secreto Shay Mosley – encarnada por la actriz Nia Long-, llegó para supervisar el equipo.

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

Para disfrutar en casa, obras maestras de Mozart y Schumann, este sábado por el 22

Marvel pospone el estreno de películas Black Widow, entre otras

Woody Allen desata otra tormenta con su autobiografía “A propósito de nada”

Todos los trucos del 007 en nueva sede en Washington

WASHINGTON – El museo más grande del mundo dedicado al espionaje, a las historias de 007 de ayer, de hoy y de mañana, y especialmente a las herramientas que usaron y servirán, reabrirá en mayo en Washington, luego de una reestructuración que costó 162 millones. de dólares, en una nueva ubicación que es el doble de la anterior y con un ojo en la inteligencia del siglo XXI que ahora, leemos en una nota de la estructura, da forma a la vida de las naciones y los individuos.

Para los amantes del género, y no solo, el International Spy Museum, que se ha mudado a la Plaza Enfant, promete maravillas, juegos interactivos intrigantes, descubrir el 007 que hay en cada uno de nosotros y exposiciones que no debe perderse. Como el del trabajo de inteligencia que llevó a la captura de Osama Bin Laden, el papel de internet para prevenir ataques terroristas o, saltando al pasado, una exposición sobre “Los espías en Berlín”, una encrucijada de 007 de todo tipo en tiempos. de la guerra fría, con la reconstrucción de los puestos de control y oficinas de la Stasi, los servicios secretos de la entonces Alemania Oriental.

download.jpgEl Museo afirma poseer la mayor colección de herramientas de espionaje del mundo, cosas que hacen que incluso los trucos de James Bond sean pálidos. Entre los muchos objetos del pasado, una barra de labios, que en realidad era una pistola, una cámara que podía esconderse en un botón de una chaqueta, y que fue utilizada ampliamente por la CIA y la KGB en los años ochenta, una carta que data de 1777, escrito por el presidente estadounidense George Washington para establecer la primera red 007 en Nueva York. Una sección titulada “Los espías entre nosotros” se centrará en los servicios secretos durante la Segunda Guerra Mundial y los visitantes podrán ingresar como protagonistas en algunos episodios clave de descifrado de códigos y espías. Una sala estará dedicada a la doble vida de espías de celebridades de la época, como la cantante Josephine Baker,

El museo internacional de espías fue fundado en 2002. Pero ahora las cosas han cambiado de manera decisiva y la nueva estructura se ha adaptado a los tiempos y al papel del espionaje, especialmente en la red, que determina “nuestras vidas, nuestro país y El mundo en el que vivimos “, explica el director del museo, Milton Matz, en una nota de presentación.

El nuevo edificio, en acero y vidrio, fue diseñado por la misma firma de arquitectos que el Centre Pompidou en París y el Millennium Dome en Londres. El piso más alto, que domina una vista de 360 ​​grados de la capital estadounidense, ya se inauguró en septiembre pasado. El espacio real del museo será inaugurado el 11 de mayo de 2019.

INFORMACIÓN ANSA

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

IPN crea “Huelum”, un robot financiero

“VECINOS”, DE LO BUENO…POCO

TELÉVORO: “SILVIA PINAL, FRENTE A TI”, LAS VENTAJAS DE UNA BIOSERIE A MODO

“Mindhunter” y los hijos de la sociedad actual, serie de estreno por Netflix

La plataforma Netflix estrenó recientemente una estupenda serie basada en el libro MIND HUNTER: INSIDE FBI’s ELITE SERIAL CRIME UNIT, de Mark Olshaker y John E. Douglas. Muchas son las líneas interesantes que se desprenden del discurso principal: la conducta de esos criminales no es producto de hechos aislados sino resultado de un contexto social.

Holden Ford es un joven y talentoso agente del FBI que tiene que hacer mancuerna con el pragmático agente Tech y la académica doctora Carr para fundar la Unidad de Análisis de Conducta e iniciar un estudio criminológico sin precedentes que les lleva a entrevistarse cara a cara con los peores criminales de la historia.

mindhunter-59e348c204e73-600x337.png

     Los criminales, ¿también víctimas?

El argumento dispara cuestionamientos hurgando llagas sociales. Estos monstruos con un récord de hechos abominables en su andar, resultan no ser malformaciones aisladas ni el origen su conducta se puede entender a través de explicaciones reduccionistas de “inclinaciones innatas” o por pertenecer a sectores marginales de la población.

La serie acierta con sus dardos: los “asesinos seriales” (término acuñado a partir de esta investigación) son producto de un núcleo familiar, de un universo inmediato y de un contexto social determinado que incide en la formación del carácter, del pensamiento y de la conducta de un ser humano. O sea, sin eximir al individuo de su responsabilidad y su capacidad de “elección”, la sociedad es también responsable de ellos.

Lo criminal… con libertad (y responsabilidad) creativa

A diferencia de la ponderación predominante y absurda de criminales célebres en la narco-novela de nuestra región, Mindhunter expone la humanización de estos parias sociales no a partir de regodearse en sus actos extraordinarios proclives a la frivolización mediática, sino a entender qué los llevó a cometerlos, desde el punto de vista de unos agentes del FBI cuyos personajes se dejan afectar por esta estrujante confrontación.

La serie dirigida por el experimentado David Fincher es una muestra de que es posible abordar con libertad creativa estos temas sin pasar por alto el impacto que tiene la ficción dramática audiovisual en la audiencia y la responsabilidad de su narrativa. En México ciertos productores se enojan cuando se les cuestiona respecto a cómo lo que producen para la pantalla contribuye a avivar el incendio de la violencia social de nuestros días.

Un río con deferentes cauces

El desarrollo de sus diez (esperemos) primeros episodios ofrece otros temas que agudizan el conflicto central, desde cómo el sistema establecido tiende a ser reacio con la innovación (académica, tecnológica o de otra índole) hasta el choque de visiones generacionales, juventud versus experiencia encarnados atinadamente en Holden Ford y Bill Tench; de un feminismo que empezaba a tomar fuerza a través de la doctora Wendy Carr frente a los prejuicios machistas, así como la responsabilidad del poder y, particularmente, de ese oscuro enemigo interno de mil caras llamado ego.

Lo anterior no sólo nutre al guión cuyo crédito lo encabeza Joe Penhall, somete a los personajes a un viaje tan incesante como fascinante que va proponiendo a la audiencia diferentes maneras de ver el conflicto y lo que se plantea, lo que hace más rico el tratamiento de estos “cazadores de mentes”.

Grandes firmas para un gran proyecto

En el ritmo y la sordidez de la biografía de personajes se halla sin duda la mano estilística del cineasta David Fincher, de cuya filmografía podemos referir desde Seven (1995), Zodiac (2007), el remake de La Chica del Dragón Tatuado (2011), hasta llegar a la serie parteaguas de Netflix, House of Cards (2014- ).

Fincher no sólo es conocedor de estos temas, sobradamente ha demostrado ser un maestro del Thriller. Aunque ha patinado en títulos como Perdida (2014), domina como pocos el suspenso y el asunto de las mentes retorcidas. Llama la atención el crédito que comparte en la producción con la actriz Charlize Theron.

Catálogo de actuaciones

En lo que respecta a las actuaciones, qué actor se podría resistir a entregarse a una historia y a una dirección que ha encumbrado a otros al estrellato escénico, como el ahora infortunado Kevin Spacey. Jonathan Groff y Holt McCallany se disponen admirablemente al servicio de sus personajes y se les goza. Ni que decir del huracán contenido de Anna Torv como la prestigiosa doctora Carr.

Después del musical juvenil Glee y su notable historial en Broadway, Groff da el salto cuántico a un drama adulto con una actuación que le valdrá alguna nominación en la próxima edición del Emmy, por lo menos. No desmerece McCanally, cuya veteranía escénica resulta un agasajo.

Mindhunter-1.jpg

 

Paralelamente, el viaje a la confrontación de la psique de los asesinos seriales nos sirve la mesa para disfrutar de intérpretes aún sin cartel como Cameron Britton, Sam Strike, Jack Erdie o Happy Anderson que brindan actuaciones verdaderamente poderosas.

No dejemos pasar por alto, la estupenda recreación de época (1977), que parece ser un sello de la casa de las producciones prime de Netflix. Ojalá y ello no se pierda en la soberbia del liderato del mercado, que ya les ha llevado a subir sus tarifas recientemente, y que ha añadido a su catálogo títulos francamente reprochables como Ingobernable.

De cualquier manera, Mindhunter debe verse, más allá de su logrado espectáculo, para confrontarnos como sociedad con un espejo donde se refleja la convulsión de nuestro tiempo y a esos hijos de la “normalidad” demente de la (in)conciencia colectiva.

Por Daniel Lares Muñoz (TW: @dan_lares)

TV&SHOW / Rondero’s Medios