Wonder Woman 1984 alcanza la cima digital en multiplataformas

HOLLYWOOD.- “Cuidado con lo que deseas porque podrías conseguirlo.” Un aforismo que también podría funcionar como eslogan de WONDER WOMAN 1984, la secuela dirigida por Patty Jenkins, acerca de las aventuras de la superheroína Dc Comics, interpretada por GAL GARDOT, disponible por Warner Bros a partir de este día para la compra y alquiler premium en Amazon Prime Video, Apple TV, Youtube, Google Play, TIMVISION, Chili, Rakuten TV, PlayStation Store, Microsoft Film & TV y para alquiler premium en Primafila e Infinity.

La secuela, predecible tras el triunfo de la crítica y el público obtenido por WONDER WOMAN (2017), con 820 millones de dólares recaudados en todo el mundo, debuta en Italia directamente en las plataformas, dado el prolongado cierre de los cines.

Una decisión que sigue a la distribución ‘híbrida’ en los EE.UU. con un debut paralelo tanto en los pocos cines abiertos como en Hbo Max. Mientras que la primera aventura del personaje, creada en 1941 por el psicólogo y escritor William Moulton Marston, se estableció durante la Primera Guerra Mundial, esta vez salta hasta los años 80, para sumergirse en un triunfo vintage de colores, consumismo, carrera nuclear, aeróbicos, breakdance, permanentes y hombres vestidos con Don Johnson al estilo de Miami Vice.

Para Diana Prince (también conocida como Mujer Maravilla) antropóloga cultural y arqueóloga en el Instituto Smithsoniano en Washington, esta vez los opositores, potenciales destructores del mundo, para enfrentar, son dos, unidos por la obsesión de cambiar sus vidas.

Por un lado Max Lord (Pedro Pascal, también estrella de The Mandalorian), un hombre de negocios con aspecto, pelo de algodón y bronceado de Donald Trump, engañado y al borde del fracaso, que ‘vende’ sus grandes oportunidades para hacerse rico en televisión, y la científica, la colega de Diana Barbara Minerva (Kristen Wiig), geologista, gemóloga y zoóloga criptográfica, tan preparada como insegura y tímida.

El descubrimiento de un cuarzo citrino aparentemente insignificante, pero en realidad legendario y salvaje Piedra de los Sueños, creado por el Dios del engaño Arson, se convierte en una caja de Pandora para Max cuyo hambre de poder y venganza toma dimensiones apocalípticas (incluyendo la Casa Blanca) pero también para Bárbara, cuyo deseo de convertirse en una mujer realizada, segura y querida como Diana, la lleva a transformarse en la némesis del superhéroe , el poderoso, depredador y vengativo guepardo.

La piedra, sin embargo, también influye en las decisiones de Wonder Woman, cuando le permite encontrar, de una manera que ella descubre, a su alma gemela, el piloto Steve Trevor (Chris Pine). Mientras que la primera película había dado forma a un mundo eficaz de visión y valores (evocado aquí en la hermosa escena de apertura, protagonizada por Diana como un niño interpretado por Lilly Aspell), Wonder Woman 1984, es más bien un estudio de los personajes (interesante especialmente cuando se centra en los ‘villanos’, de los cuales se resaltan vulnerabilidades), en el que a menudo se pierde de vista una trama que no es muy fluida. Defectos que llevaron a la película a tener críticas mucho menos favorables en los Estados Unidos de los críticos que en el primer capítulo.

Sin embargo, el hilo rojo de la ironía captado por Patty Jenkins (la primera directora en de una película de Star Wars, Rogue Squadron, para 2023) sigue funcionando, acompañado de un juego continuo de citas: desde la más predecible, la serie de televisión sobre el superhéroe interpretado por Lynda Carter (con un regalo) hasta Raiders of the Lost Ark y el homenaje a un clásico como el Superman de Richard Donner. “En Wonder Woman, Diana estaba aprendiendo lo que era vivir entre los humanos por primera vez”, explicó Gal Gadot.

Aquí la encontramos cuando ha aprendido a vivir las mismas sensaciones que el resto de la humanidad “en el sentido de que quiere algo que no tiene y está lista para que cualquier cosa lo consiga”.

Patty Jenkins ya está en preparación, con la actriz israelí, Wonder Woman 3, que se espera cierre el arco narrativo sobre el personaje (participación en aventuras corales aparte). También piensa en un spin-off, The Amazons, una película sobre los guerreros de Themyscira Island, la patria de Diana.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Gal Gadot desata la controversia por anhelar ser Cleopatra en el cine

HOLLYWOOD.- Una misión que se vislumbra imposible es la que pretende GAL GADOT-famosa por ser la Mujer Maravilla– al seguir los pasos de Elizabeth Taylor, al darse a conocer que interpretará a Cleopatra en la pantalla grande.

Las preguntas no se han dejado esperar: ¿cómo puede una actriz israelí de origen europeo interpretar el papel de la legendaria reina de Egipto en la próxima película de Paramount dirigida por Patty Jenkins? Fue la propia Gal, a quien se le ocurrió la idea de la película, para anunciar su nuevo papel en Twitter: “Con Patty Jenkins y la guionista Laeta Kalogridis llevaremos la historia de Cleopatra a la gran pantalla como nunca se ha representado, me gusta emprender nuevos viajes”.

GADOT agregó: “Me encanta la emoción de los nuevos proyectos, dar vida a nuevas historias. Cleopatra es una película que he querido hacer durante mucho tiempo “.

La actriz fue dirigida por Jenkins en Wonder Woman, -dirigida por el realizador más taquillero de todos los tiempos. Después de Claudette Colbert y Vivien Leigh, la Cleopatra más famosa en la historia del cine fue Elizabeth Taylor en la épica película de 1963 dedicada a la Reina de Egipto por Joseph L. Mankiewicz y filmada en Roma durante los años de la Dolce Vita. Kalogridis ha dicho: “Cleopatra fue la mujer greco-macedonia más famosa de la historia”, escribió el guionista aludiendo al hecho de que el soberano que enamoró tanto a Julio César como a Antonio tenía poca o quizás ninguna sangre egipcia.

Tal posición ha sido rechazada por muchos en Twitter: “¿Quién en Hollywood pensó que sería una buena idea elegir a una israelí como Cleopatra cuando hay una actriz árabe fantástica como Nadine Njeim?”, escribió la periodista Sameera Khan. “¡Qué vergüenza! Gadot: tu país roba tierras a los árabes y tú robas nuestros roles en el cine…”Cuando el hashtag #Cleopatra se volvió viral en Twitter, otros usuarios sugirieron la elección de una actriz de sangre norteafricana como Sofia Boutella: “Ya hemos tenido suficiente de ver actores blancos e israelíes en el papel de faraones”.

Historiadores o aspirantes han intervenido en el debate, señalando que Cleopatra fue el último gobernante de una dinastía cuyo progenitor, Ptolomeo Primer Soter, fue un general macedonio amigo de Alejandro Magno. Pero otros en Twitter han notado que se desconoce la identidad de la madre de la reina, lo que dificulta estar seguro de su origen étnico.

Gadot, si algo tiene, es perseverancia…quiere a toda costa ser Cleopatra.

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero’s Medios