La pasión y traición entre Octavio Paz y Bona Tibertelli,

1952, París. Octavio Paz tenía 38 años y Bona 27. Era esposa del famoso crítico literario francés André Pieyre de Mandiargues, quien se hizo amigo del poeta mexicano y lo incluyó en la selección de escritores de la Pléyade francesa, editorial que aún publica a los escritores más importantes del mundo.

Bona-Tibertelli-pareja-octavio-paz.jpgEran amigos, pero Paz se enamoró de la esposa de André. Fue bien correspondido. El poeta mexicano quedó hechizado no solo por encantos femeninos de Bona, sino por su inteligencia y sensibilidad como pintora, crítica de arte, escritora, lectora y gran conversadora. Era una mujer nacida en cuna de agua, aunque él decía que también en cuna de oro de las letras y la pintura, porque la joven nació en Roma.

Fue una pasión amorosa, erótica y sexual que duró asi una década. Sin embargo, y ya con planes de boda, el poeta mexicano fue sustituido por un pintor oaxaqueño, quien además de la pintura poseía una gran sensibilidad para delinear la figura desnuda de Bona entre sus brazos.

El esposo, Mandiargues, escribió a su amigo Paulhan:”Ya sabrá usted, probablemente, que Bona ha cambiado de mexicano. Ha prescindido de Octavio con una prontitud que hasta a mí me sorprende. Se fue a Mallorca con un muy joven pintor, indio puro de esa región del Istmo (Juchitán) en la que aún reina el matriarcado… Ha dejado también a Paz por otro mexicano, esta vez uno de pura sangre azteca”, reiteraba.

Se trataba del pintor Francisco Toledo, de 20 años de edad y quien viajó a parís en 1960, acompañado de Rufino Tamayo. Este lo tomó bajo su protección y comenzó a apoyarlo entre sus coleccionistas y galeristas. En ese ambiente Toledo conoció a Bona, quien para ayudarlo, en 1961 pidió a Paz consiguiera alojamiento para el joven pintor en la Maison du Mexique de la ciudad Universitaria de Paris. Bona lo toma como amante y deja a Paz, con quien planeaba casarse en 1962, una vez divorciada de André.

Ante el abandono y la traición, Paz quedó destrozado, se fue como embajador a Nueva Delhi y producto de ese dolor nació la obra de teatro La hija de Rapacini. Esta pasión amorosa fructificó en toda la obra de Paz, no sólo en el teatro; también en la poesía (Piedra de sol) y su manera de sentir el mundo.

Finalmente, Bona regresa a los brazos de su esposo, con quien tuvo una hija. Fue ella quien mostró al escritor mexicano Guillermo Sheridan la correspondencia de su madre con Paz. La joven cedió la historia amorosa porque sus padres ya estaban muertos. La crónica amorosa y erótica entre Paz y Bona se recreará el jueves 27 de septiembre a las 19:00 horas en el Ex convento de Regina (Regina No. 7, Centro Histórico), donde se deleitarán platillos elaborados por la chef Elvira Abarca.

Será una cena México-francesa que incluya platillos de ambos países, acompañada de vino y música en vivo interpretada por un cuarteto de cuerdas y dos sopranos. Desde La vie en rose hasta Bésame mucho recordarán el romance. Así cerrará el ciclo 100 años de parejas culturales y sus gustos gastronómicos, organizado por la Compañía Nacional de Teatro Clásico Fénix Novohispano que dirige Francisco Hérnández. Cupo limitado.

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

Falleció a los 76 años Luis Eduardo Aute, cantautor español de “Rosas en el mar”

El Cirque du Soleil, en la bancarrota

Marvel pospone el estreno de películas Black Widow, entre otras

EL VINO

Un viaje irreverente por la subcultura de sommeliers, enólogos y bebedores para que nunca más te intimiden el vino ni sus conocedores”, es el propósito en Letra Grande, en este Dominguito Sagrado de EL VINO (Editorial Océano, 388 páginas, libro escrito por BIANKA BOSKER

Bianca Bosker es periodista y cubría la fuente de tecnología cuando durante una cena un sommelier y un comensal abrieron una conversación sobre el vino que llamó su atención, particularmente hicieron referencia a la Competencia del Mejor Sommelier del Mundo.

Bianca dejó su empleo y por un año y medio, no sólo estudió exhaustivamente el mundo de los sommeliers. También participó de lleno en sus rituales, catas, reuniones de narices finas y conoció de cerca sus obsesiones, también adquirió un amplio conocimiento de viñedos y uvas. Divertida y aleccionadora, la autora nos narra su odisea y nos comparte todos los aprendizajes que adquirió sobre del vino de la copa a la garganta.

Empezó como ayudante de cava y en su entrenamiento como sommelier le pasó de todo desde amanecer con resaca y tener que presentarse unas horas después a otra cata hasta sufrir un bloqueo mental para distinguir seis diferentes tipos de vino sólo con el olfato en una cata a ciegas. Durante su preparación descubrió que los sommeliers son muy competitivos, perfeccionistas y apasionados de su trabajo, pero también se dio cuenta de otras cosas como que una de las vinícolas más grandes del país manipula sus vinos agregando químicos que se adaptan perfectamente al gusto de las masas y los novatos del vino. Sin embargo, acepta que estas botellas tienen su lugar en el mercado.  El libro es una narración periodística de gran valor que contiene además datos científicos e históricos y nos descubre por qué el vino forma parte de la cultura de los pueblos.

somm-internal.jpg
Después de sus  reveladoras descripciones sobre la prácticas más elitistas y los rituales de los sommeliers, uno podría pensar que el encuentro con un botella de vino puede resultar más intimidante, pues no.  Al contrario, el libro es una invitación para tener una mirada más atenta, pero sobre todo un olfato más agudizado y un gusto más abierto a los placeres que despierta el vino.

UNA FRASE:

“Nunca más te intimidarán el vino ni sus conocedores”: Madeleine Puckette,  coautora de Wine Folly

HAN DICHO:

“Un libro hilarante, reflexivo, erudito que acaso tenga la respuesta definitiva a la inmortal pregunta; ¿es la erudición enológica una estafa?”  Jay Mcinerney,  autor de The Juice

mail.jpg

DE LA AUTORA:

Bianca Bosker creció en Portland, Oregon, estudió en la Universidad de Princeton y vive en Nueva York. Es una periodista galardonada que ha escrito sobre comida, vino, arquitectura y tecnología para diferentes medios impresos y electrónicos como The New Yorker The Atlantic, Food & Wine, The New York Times, The Style Magazine, The Wall Street Journal, The Guardian y The New Republic. Es autora del libro Original copies y cofundadora de la sección de tecnología en el Huffington Post.

Entre sus premios destacan el de la Society of Professional Journalists y la Society of American Business Editors and Writers; así como las nominaciones por parte de la Internacional Association of Culinary Professionals y el Deadline Club.

Su libro El vino es un best seller y ha ocupado los primeros lugares en las listas del New York Times y Publisher Weekly. Fue designado el mejor libro de 2017 en su categoría por el New York Times Critics, NPR, Fortune, Smithsonian, Bustle, Minneapolis Star-Tribune, Booklist y otros.

EN REDES:
CON LETRA GRANDE
TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS
Otras notas que te pueden interesar: