Inclusión, prioridad en los Oscar

NUEVA YORK.– Cinco años después de la polémica sobre la exclusión de afroamericanos en los premios Oscar, la Academy of Motion Picture Arts and Sciences revoluciona los criterios de inclusión para su premio más importante, el de Mejor Película.

En la primera acción concreta para responder a las presiones para promover la diversidad en el mundo del cine, la Academia anunció que, a partir de la edición 2024 de la entrega de premios, para ser incluido entre los candidatos a la estatuilla más deseada, un film deberá responder a al menos dos de los cuatro estándares aplicables, tanto frente a la cámara como en bambalinas.

En junio pasado, los organizadores de los premios habían hecho un anuncio previo sobre la reforma y no explicaron cómo sería aplicada. En su momento, hubo muchos aplausos pero también críticas y se desataron nuevas controversias.

La actriz, productora y guionista Kistie Alley, definió a la decisión como “orwelliana” y dijo que es “una desgracia para los artistas de todo el mundo”.

También criticó hasta el exdirector de Inteligencia estadounidense, Richard Grenell, quien afirmó -sin fundamento y si bien es abiertamente gay- que los nuevos criterios demuestran que “los demócratas controlan Hollywood”.

Entre los nuevos estándares solicitados por la Academia, se prevé que al menos uno de los actores protagonistas pertenezca a una minoría étnica. Como alternativa, el 30% del elenco deberá estar integrado por dos mujeres, personas LGBT, otras minorías y/o discapacitados. La iniciativa está inspirada en aquella adoptada en 2019 por el British Film Institute.

“La idea es reflexionar acerca de la diversidad de la población global tanto en la creación de películas como en el público”, dijeron el presidente de la Academia, David Rubin, y la directora ejecutiva, Dawn Hudson. Ambos desean que los estándares “oficien de catalizadores para cambios duraderos y esenciales en la industria del espectáculo”.

En tanto, a partir de 2022, y luego en 2023, cada candidatura a Mejor Película deberá estar acompañada por una declaración de aceptación de los estándares, un primer paso para alentar a los estudios a pensar concretamente cómo ser más inclusivos. Luego, a partir de 2024, cada película deberá responder a dos de los cuatro estándares: minorías representadas en el elenco;, en la dirección creativa; en las oportunidades de prácticas y aprendizaje; en los equipos de marketing, de comunicación y de la distribución.

Estos nuevos criterios habían sido una promesa en junio, tras las protestas por el asesinato del afroamericano George Floyd por parte de la policía blanca de Minneapolis.

La decisión es parte de los pasos que Hollywood se comprometió a dar hace cinco años tras la polémica #OscarSoWhite por no haberle entregado el Oscar a Selma, el film de la afroamericana Ava DuVernay sobre las marchas por el derecho al voto de los afroamericanos y, más en general, sobre la escasa presencia de películas protagonizadas, dirigidas y producidas por minorías en las nominaciones.

David Rubin, presidente de la Academia y Dawn Hudson (CEO)

CON INFORMACIÓN DE ANSA

TV&SHOW/ Rondero´s Medios