“Poldark”, el drama épico y de aventura llega a su gran final por Film&Arts

POLDARK, el drama que llevó a más de 9.5 millones de británicos a estar frente al televisor finaliza con su quinta y última temporada por la telera nuestra de Film&Arts, desde esta noche a las 22:00 horas.

El caballero rebelde Ross Poldark una vez más se enfrenta en una aventura que decidirá el destino de Cornwall. De esta manera se podrán ver los últimos episodios los miércoles 5 y 12 de agosto. El episodio final se podrá ver el miércoles 19 a las 22:00 horas (MEX).

Ross Poldark es uno de los grandes héroes de la literatura: un caballero que también es un rebelde, y tiene un agudo sentido de la moral y la justicia social, pero sin astucia ni moralización. También es una gran figura romántica, atrapada entre dos mujeres de orígenes completamente diferentes. Un caballero que se casa con su sirvienta de cocina. Un hombre que no responde a ceremonias, que no cumple con las reglas y que a menudo no tiene autoridad. Tiene elementos de Darcy, Heathcliffe, Rochester, Rhett Butler y Robin Hood.

En la temporada final, la sospecha de un traidor y un posible complot lleva al pueblo de Cornwall a pender de un hilo y Ross Poldark deberá actuar para salvar todas las vidas posibles sin involucrar a Demelza que se enfrentará a peligros en el hogar.

¿DÓNDE VERLO?

Film&Arts es el único canal de América Latina dirigido a los amantes de las artes y el espectáculo en todas sus manifestaciones. La señal puede verse en México por: AxtelTV (625), Totalplay (494), Sky (427 y HD 1437), Megacable (297), Izzi (430), Cablemás (430), Cablevisión Monterrey (430).

EN REDES:

Sitio web: filmandarts.tv

Facebook: @FilmAndArtsTV 

Twitter: @FilmAndArtsTV 

Instagram: @filmandarts.tv

TV&SHOW/ Rondero’s Medios

Se revela el SECRETO VATICANO

SECRETO VATICANO (Editorial Grijalbo) es la radiografía nunca antes condensada de la guerra de poderes oculta que se está librando en el Vaticano, una investigación de hechos reales —con datos verídicos— que se presenta como un thriller novelado.

LAS INTERROGANTES:
  • ¿Una corriente de la Iglesia Católica está apostando a que el Papa Francisco renuncie?
  • ¿El Papa Benedicto XVI renunció debido a una amenaza de muerte que recibió por voz del cardenal Darío Castrillón Hoyos?
  • ¿Existe una logia masónica dentro del Vaticano, a la que pertenecieron Juan XVIII y Pablo VI?
  • ¿Una parte del Evangelio que hoy cree el mundo es complemente falsa?
Por primera vez en 600 años un sumo pontífice renuncia a su cargo en vida. Benedicto XVI asegura que su decisión fue tomada debido a su avanzada edad. La realidad es que recibió amenazas de muerte. Posteriormente, Pío del Rosario es reclutado para la misión de inteligencia más arriesgada y trascendente que se haya llevado a cabo dentro del Vaticano: descubrir quién forzó la renuncia de Benedicto XVI y por qué atentó contra la vida de su antecesor Juan Pablo II.
La raíz de este complot amenaza la vida del nuevo papa Francisco, a quien sus enemigos llaman “antipapa” y “masón”. Esta intriga catapulta a Pío del Rosario para infiltrarse con los hombres cercanos al papa, hacia el origen mismo del Banco del Vaticano y del propio cristianismo. ¿Qué dinero y qué intereses establecieron ese banco desde un principio para convertirlo en un organismo capaz de controlar a los mismos papas y a toda la Iglesia? Lo que descubre Pío es que una entidad del gobierno de Estados Unidos utiliza al Vaticano como una tubería blindada para realizar operaciones encubiertas y financiación del terrorismo.BOOKTRAILER: https://www.youtube.com/watch?v=98ozwZ7eUVw
SITIO: http://www.secretovaticano.com/
FB: https://www.facebook.com/secretovaticano/

FRAGMENTO

“Iren venía muy golpeado. Un lado de su cara estaba verdaderamente quemado. Tenía las huellas de objetos metálicos que habían dejado le­tras o signos antiguos, de la Edad Media.
— ¿Qué te hicieron, mi querido amigo? —le pregunté. Sentí ganas de llorar. Le apreté la mano. Le vi las quemaduras en los nudillos.
—Lo ofrecí todo por Cristo, Pío —me sonrió sin ocultar sus lágri­mas—. Mi tormento, mi suplicio. Los flagelos en mi carne —y se puso la mano en la espalda—. En realidad nunca abusé de ningunos niños. Lo inventaron. Lo hicieron para que yo fuera el cebo contigo, para atraerte a la carnada. Ofrecí todo mi martirio por la salvación del padre Maciel —y me miró seriamente.
— ¿De verdad hiciste eso?
Comenzó a asentir. Miró por la ventana los automóviles en movi­miento. Estábamos avanzando hacia las afueras de Roma.
—No hay ningún sufrimiento nuestro, Pío, ni tuyo ni mío, que no valga la pena para sacar a nuestro padre Maciel del Infierno. Él no debe estar ahí. Lo que yo sufrí por él no fue suficiente para expiar sus peca­dos. Se necesita aún más.
— ¿De qué estás hablando?
—Jesús ofreció mucho más por nosotros, para pagar nuestra maldad de tantos siglos. Tú y yo tenemos que continuar expiando en nuestras carnes los pecados de nuestro padre Marcial Maciel Degollado. No hay tormento suficiente. Tenemos que continuar en sacrificio —y me son­rió—. Por amor a nuestro padre.
Clara permaneció mirando hacia la otra ventana. Tenía los verdes y felinos ojos completamente abiertos. Pensó: ‘Santos lavados de cerebro’.”

a7096c8a-5576-4ee5-b3c4-981c8fd9a532.jpg
DEL AUTOR:
LEOPOLDO MENDÍVIL LÓPEZ es un escritor mexicano nacido en 1970. Estudió comunicación en la Universidad Iberoamericana. Ha trabajado como publicista en la casa Nautilus-Grupo Elektra. Produjo y escribió programas televisivos para la presidencia de la República y participó como conductor en la serie televisiva El otro México. Es autor de Psi-Code, una novela sobre los avances científicos del cerebro y los programas secretos de Estados Unidos en la materia, así como de los bestsellers Secreto 1910Secreto 1929Secreto R y Secreto Vaticano, todos publicados por Grijalbo.
EN REDES:
CON LETRA GRANDE
TV&SHOW / Rondero’s Medios

Sus hijos la honran en silencio

LONDRES. – Después de semanas de conmemoraciones, eventos y programas de televisión en torno a la figura de la princesa Diana, hoy, en vísperas del 20 aniversario de su muerte, los hijos Guillermo y Enrique decidieron homenajearla en un tono íntimo y personal.
Los príncipes, acompañados por Catalina de Cambridge, le rindieron tributo bajo la lluvia, en el Jardín Blanco del Palacio de Kensington, levantado en memoria de la princesa. Diana Spencer falleció en la madrugada del 31 de agosto de 1997, a causa de las graves heridas sufridas en el tórax en un accidente automovilístico en el corazón de París. Los hermanos aparecieron hoy serenos, acaso mostrando a todo el mundo, como habían hecho ya recientemente en una serie de entrevistas televisivas, haber superado en el trauma de la pérdida de su madre durante su adolescencia: Guillermo tenía 15 años y Enrique, 12.  
No hubo declaraciones públicas, a modo de prueba de la sobriedad del momento expresada a través de un comunicado del Palacio de Kensington, en el cual se anunció que los príncipes quisieron “rendir homenaje a la vida y al trabajo de su madre”.

Y lo hicieron de la manera en que le hubiera gustado a su madre, encontrándose con representantes de muchas asociaciones de voluntariado de las cuales Lady Diana era madrina, entre ellas la del Great Ormond Street Hospital, el mayor hospital pediátrico de Londres.

En los últimos años, los príncipes han seguido los pasos de su madre al comprometerse a fondo en actividades relacionadas con el voluntariado. Hoy, unas decenas de fan desafiaron el mal tiempo para estar presentes y colocar flores delante de las puertas del palacio donde Diana vivió y donde ahora residen sus hijos.

El Jardín Blanco fue pensado como lugar de meditación dedicado a las flores que más han representado la vida de Diana y está abierto al público hasta septiembre. También en el Palacio de Kensington se instalará una estatua dedicada a la princesa, tal como habían anunciado sus hijos en enero.

Mientras los príncipes recuerdan a la madre, el ex marido, el príncipe Carlos, mantenía un bajo perfil, al igual que la reina Isabel II. Ambos se encuentran en el Castillo de Balmoral, en Escocia, para transcurrir el período de verano tal como lo prevé la tradición.

No están programados comunicados oficiales para recordar a la princesa. Esto no parece ser motivo de controversia, sino más bien una decisión tomada dentro de la familia real para confiar la memoria de Diana a los herederos que ella amaba, Guillermo y Enrique.
CON INFORMACIÓN DE ANSA
TV&SHOW / Rondero’s Medios