Extremar precauciones diabéticos y obesos a respuesta inmune Covid-19

Las personas con diabetes y obesidad corren mayor riesgo de enfermarse gravemente si se infectan con el virus SARS-CoV-2, debido a que ambas afecciones producen inflamación crónica que compromete la correcta regulación de la respuesta inmune y exacerba la gravedad de la enfermedad, además de prolongar el periodo de recuperación, advirtió la científica del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Isabel Salazar Sánchez, quien exhortó a quienes padecen esas enfermedades a extremar precauciones.

La experta en virología de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB) precisó que el sistema inmunológico de quienes padecen diabetes y obesidad presenta una alteración y por ende se afectan sus mecanismos de defensa. Apuntó que además de los niveles de marcadores de inflamación como Interlecucina- 6 e IL-1beta, los pacientes con síndrome metabólico y diabetes presentan plaquetas altamente sensibles a la activación o en activación constante, lo cual sugiere problemas adicionales de coagulación en ellos en comparación con una persona clínicamente sana, por lo que al enfermar de COVID-19 alcanzan mayor índice de inflamación y pueden presentar complicaciones trombóticas en menor tiempo.

Destacó que el daño que causa el coronavirus SARS-CoV-2 en diferentes órganos, está relacionado con la activación del endotelio (superficie interna) de los vasos capilares; “esa activación constante generada por la inflamación parece favorecer la formación de trombos (coágulos sanguíneos)”, apuntó.

La doctora Salazar Sánchez explicó que cuando el organismo identifica daño en los vasos capilares se liberan ciertas sustancias, una de ellas es el factor de von Willebrand (glucoproteína que ayuda a la coagulación sanguínea), lo cual es una señal para que las plaquetas lleguen al sitio a reparar el daño. “El problema es que debido al alto índice de inflamación esto se hace extensivo y se forman pequeños trombos dentro de los capilares, tales estructuras se hacen tan extensas que obstruyen la circulación de la sangre”, puntualizó.

Detalló que, entre otros eventos, debido a la presencia de coágulos en la sangre se elevan los dímeros-D, que son productos de degradación de la fibrina (proteína que favorece la coagulación al actuar como conector entre las plaquetas que reparan el daño de los vasos capilares).

La investigadora politécnica recomendó realizar en pacientes graves el test de dímero-D para detectar si sufren trombosis venosa profunda (TVP) y/o embolia pulmonar (EP), ya que la elevación del nivel de dímeros-D indica la formación extensa de trombos, en un proceso desregulado de coagulación en que son degradados por la plasmina (enzima principal para la disolución de coágulos de sangre que se forman a partir de la acumulación de fibrina).

Refirió que el daño de los vasos sanguíneos y la trombosis se deben a una hiperestimulación de la respuesta inmune, lo cual produce una inflamación excesiva generada por las citocinas (moléculas producidas por las células, particularmente del sistema inmune, las cuales regulan las respuestas inmunitarias), “por ello, cuando éstas incrementan dan lugar a una inflamación excesiva que puede continuar actuando incluso cuando el virus ya no está presente en el organismo, así la gravedad del paciente se incrementa por esta respuesta inmune extrema”, apuntó.

Subrayó que además de ser pulmonar, en los casos más graves la trombosis también puede presentarse a nivel sistémico (en todo el organismo), lo cual tiene un alto grado de letalidad. Ante esta situación la doctora Salazar indicó que los altos índices de obesidad y diabetes que se registran en el país hacen más vulnerable a la población, por lo que se deben aplicar con mayor énfasis las medidas de resguardo en casa y sana distancia para disminuir el impacto en estos grupos de riesgo.

Además, hizo un llamado a quienes presenten resequedad en la boca, sed y hambre excesiva, así como deseos frecuentes de orinar, para realizarse un estudio de laboratorio que determine su índice de glucosa en la sangre, ya que existe un importante número de personas que padecen diabetes y lo ignoran, lo cual las pone en alto riesgo de complicaciones graves ante el COVID-19 y de otro tipo.

Como sociedad, concluyó, deseamos resultados inmediatos, pero debemos comprender que esta pandemia es de largo plazo, por ello, hasta que no se encuentre un tratamiento efectivo o vacuna para contrarrestar el coronavirus SARS-CoV-2, se deben extremar las medidas de prevención para reducir su impacto en ésta y futuras oleadas de la infección.

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

IPN: Más drástico y contundente en fase 3 debe ser el protocolo y medidas Covid-19

Al llegar a declararse en México la fase 3 de la emergencia sanitaria por COVID-19, el protocolo de salubridad tiene que ser más drástico y contundente entre la población dada la alta circulación viral y el elevado contagio que eso significa, debido a que en esta etapa ya no es rastreable la procedencia del virus, aseguró la doctora Isabel Salazar Sánchez, investigadora del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

La especialista en Virología de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB) consideró que se deben fortalecer las medidas sanitarias ya adoptadas, lo que implica sanitizar  los artículos y alimentos (ya sea envasados o frescos) y objetos que sean ingresados a los hogares porque pudieran ser algún medio de transporte del virus, una de las alternativas para estos procesos son agua y jabón, alcohol al 70% o una dilución de 20 mililitros de cloro comercial en un litro agua, porque éste último inactiva casi cualquier virus.

Agregó que la razón fundamental de estas acciones radica en lo que tanto han insistido las autoridades de la Secretaría de Salud, en evitar la sobreocupación hospitalaria y agilizar el triage respiratorio en urgencias, para identificar a pacientes con signos y síntomas con sospecha de COVID-19 y así evitar decisiones difíciles acerca de quién recibe tratamiento y quién no.

Respecto al uso del cubrebocas, la investigadora politécnica opinó que en una fase avanzada de contagios su uso es pertinente siempre y cuando se utilice adecuadamente para cubrir boca y nariz, sin embargo, también se requiere protección ocular, ya que la parte de la conjuntiva es otra vía de entrada. “La mayor medida de protección es la conciencia, el estar consciente de no tocarme el rostro, porque de lo contrario no tendrían sentido estos cuidados”, apuntó.

f9778d8c4ac3f39e94c69903b3ecab00.jpg

Asimismo, aseguró que los guantes no son innecesarios porque la naturaleza creó a los seres humanos con una piel impermeable que mientras esté intacta funciona perfectamente, igual que las mucosas, por ello las personas no deben alterarlas con remedios caseros o sustancias abrasivas, ya que todo ese moco que se está produciendo constantemente en las vías respiratorias ayuda a barrer microorganismos que se introducen en ellas.

“Lo que debemos hacer es mantener en forma nuestro organismo, hidratándonos constantemente, comiendo adecuadamente, durmiendo bien, no estresándonos, consumiendo nutrimentos naturales, consumir vitaminas A y C para reforzar nuestras mucosas, además asolearnos un poco porque la vitamina D se estimula cuando lo hacemos y está relacionada con una buena respuesta inmune natural”, explicó.

La química bacterióloga y parasitóloga dijo que otro aspecto importante es no automedicarse, sobre todo si existe la sospecha de haber adquirido el virus, dado que se puede alterar su respuesta inmune o enmascarar los síntomas, “por eso es muy importante tener los sensores de nuestro cuerpo al cien por ciento para darnos cuenta si nos enfermamos del COVID-19”.

Resaltó que en estas enfermedades se debe entender que una buena parte del daño que se produce es por el sistema inmune, sin embargo, son mecanismos que apenas se empiezan a conocer para este virus emergente, el cual es altamente contagioso, porque utiliza uno de los mecanismos naturales de transmisión más eficientes, la vía respiratoria, y son los más efectivos para transmitirse, sumado a que la población tiene muchas deficiencias en sus prácticas a nivel sanitario.

images.jpg

La doctora Salazar precisó que hay virus más contagiosos que éste, no obstante, el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 es eficiente en el sentido de que hay personas que se infectan y no son tan aparentes, es decir, los asintomáticos que pudieran estar participando en esta transmisión, lo cual puede ser comprobado con los datos científicos que arrojen más adelante todos los estudios.

Es importante señalar que los individuos con SARS-CoV-2 lo pueden contagiar dos o tres días antes de presentar los síntomas de la enfermedad.

Por otro lado, afirmó que en esta primera oleada se tiene que mitigar el contagio como lo hizo China, y muy probablemente habrá otra oleada, debido a que se ha calculado que para este virus la inmunidad de rebaño tiene que alcanzar un 80 por ciento de la población, pero eso no va a suceder inmediatamente en esta pandemia, aunque lo deseable es que le ciencia lo alcance con un antiviral específico o una vacuna antes.

Finalmente, sostuvo que la salud pública se tiene que empezar a pensar globalmente, porque los problemas de esta naturaleza se deben contener en el momento que surgen y que ningún país estaba preparado para esta contingencia, ni siquiera los más avanzados.

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

Aquí hay otras noticias que te pueden interesar:

El Cielo y el Infierno de…”Yo no creo en los hombres”, esta noche por Tlnovelas

“One World: Together At Home”, especial mundial contra la pandemia COVID-19

Farath, numerólogo de “Hoy”: “Recuperar economía, lo más grave de la pandemia”