Una versión solista inédita de Aretha Franklin, se estrenó frente al racismo

NUEVA YORK.- Una versión solista de la fallecida ARETHA FRANKLIN de una canción grabada años atrás y que nunca había sido escuchada, que habla sobre la raza y el color de la piel, fue lanzada hoy en Estados Unidos.

Una versión inédita en solitario de la poderosa colaboración de Aretha Franklin con Mary J. Blige sobre fe y raza, Never Gonna Break My Faith, ha sido lanzada en el mismo día que se conmemora la emancipación de los esclavos en Estados Unidos.

RCA Records de Sony Music, RCA Inspiration y Legacy Recordings lanzaron la canción el viernes, la fecha del Juneteenth, el día que en 1865 fueron liberados todos los esclavos del país.

Never Gonna Break My Faith resuena hoy, con letras como: “Le puedes mentir a un niño sonriendo/Dime que el color no se trata de raza”.

“El mundo es muy diferente ahora, el cambio está en todas partes y cada uno de nosotros, espero, está haciendo todo lo posible para avanzar y hacer el cambio tan positivo como se pueda”, dijo en un comunicado Clive Davis, director creativo de Sony Music, amigo cercano de Franklin y colaborador.

Decenas de artistas han lanzado nuevas canciones para detallar la experiencia negra en medio de las protestas mundiales por las muertes de George Floyd, Breonna Taylor, Ahmaud Arbery y muchas otras personas de color. Algunos artistas han lanzado covers de canciones de protesta o relanzado canciones que resuenan con la actualidad, como Never Gonna Break My Faith.

La canción dice: “Señor, me puedes ayudar a comprender/Que cuando alguien le quita la vida a un hombre inocente/Nunca ganan realmente y todo lo que hacen/Es liberar su alma hacia donde se supone que tiene que estar”.

Al calificar la actuación de Franklin como “electrizante”, Davis dijo que las letras y la relevancia del tema “tocarán cada fibra de tu cuerpo”.

“Todos deberían escuchar esta canción”, dijo Davis. “Se merece ser un himno”.

Never Gonna Break My Faith ganó el premio a mejor interpretación gospel en la 50ª entrega de los Grammy en 2008, otorgándole a Franklin su 18º y último Grammy. La cantante falleció en 2018 a los 76 años.

La canción estaba originalmente incluida en la película Bobby, sobre el asesinato del senador estadounidense Robert F. Kennedy en 1968, e incluye las voces de The Boys Choir of Harlem.

“Esta versión en solitario ha estado en mi computadora por años, y cuando escuché que Clive estaba haciendo una película sobre la vida de Aretha, le envié esta versión. El mundo no había escuchado la interpretación completa de ella y realmente necesitaba ser escuchada”, dijo el cantante galardonado con el Grammy Bryan Adams, quien coescribió la canción, en un comunicado. “Estoy muy complacido de que sea lanzada, el mundo necesita esto en este momento”.

El lanzamiento fue de RCA y Sony en coincidencia con el Juneteenth, también conocido como Día de Independencia o Día de la Libertad, que conmemora la emancipación de los negros esclavizados. Se trata de la canción Never Gonna Break My Faith de 2006, que la Reina del Soul grabó con Mary J. Blige.

RCA Records, RCA Inspiration y Legacy Recordings de Sony lanzaron hoy la canción, en recuerdo al día en que los afroamericanos esclavizados en Estados Unidos se enteraron que habían sido liberados, en 1865.

La canción se conoce además en el marco de las recientes protestas sociales en todo el país, en contra del racismo y la violencia policial contra los afro-americanos, impulsadas por la muerte de George Floyd a manos de la policía de Minneapolis el 25 de mayo pasado.

 “Puedes mentirle a un niño con una cara sonriente / Dime que ese color no se trata de una raza”, asegura la letra de la canción.

Con información de ANSA

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

 

HBO Max elimina temporalmente de su catálogo a “Lo que el viento se llevó”

NUEVA YORK. – HBO Max confirmó que eliminó la galardonada película GONE WITH THE WIND (LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ) de 1939, a causa de sus representaciones racistas, aunque anunció que la película volverá pronto con más contexto, en medio de las encendidas protestas en todo Estados Unidos por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la policía de Minneapolis.

La película original, considerada uno de los grandes clásicos de Hollywood, volverá a ser puesta al aire “con una discusión de su contexto histórico y una denuncia de esas mismas representaciones”, dijo un portavoz de esa plataforma en un comunicado.

La medida se produce en medio de furiosos reclamos contra el racismo y la reforma policial en Estados Unidos, que volvieron con más fuerza tras la muerte de Floyd el pasado 25 de mayo luego que un policía blanco de Minneapolis se arrodilló en su cuello durante más de ocho minutos, cortándole la respiración.

Gone With the Wind, ganadora del Oscar y protagonizada por Clark Gable, Vivien Leigh, Hattie McDaniel, y Leslie Howard, entre otros, está ambientada en el sur de Estados Unidos durante la Guerra Civil (1861-1865), y fue muchas veces criticada por minimizar los horrores de la esclavitud.

John Ridley, guionista ganador de un Oscar por 12 Years a Slave, instó a través de un artículo en Los Angeles Times a HBO Max a eliminar temporalmente Gone With the Wind.

“Es una película que, como parte de la narrativa de la ‘Causa perdida’, exhibe a la Confederación de una manera que continúa dando legitimidad a la noción de que el movimiento secesionista era algo más, o mejor, o más noble de lo que es”, subrayó Ridley. “Fue una sangrienta insurrección para mantener el ‘derecho’ a poseer, vender y comprar seres humanos”, escribió Ridley, quien también es director.

El cineasta aclaró que no cree en la censura, y que la película no debería “ser relegada a una bóveda en Burbank”.

“Solo pediría, después de que haya transcurrido un tiempo respetuoso, que la película sea re-introducida en la plataforma HBO Max junto con otras películas que brinden una imagen más amplia y completa de lo que realmente fueron la esclavitud y la Confederación”, agregó Ridley.

El portavoz del servicio streaming dijo en un comunicado que Gone With The Wind es producto de su tiempo y describe algunos de los prejuicios étnicos y raciales que, desafortunadamente, han sido comunes en la sociedad estadounidense”.

“Estas representaciones racistas estaban mal entonces y hoy están mal, y sentimos que mantener este título sin una explicación y una denuncia de esas representaciones sería irresponsable”, agregó la declaración.

Prometió que, cuando la película regrese a la plataforma, “se presentará como se creó originalmente, porque hacer lo contrario sería lo mismo que afirmar que estos prejuicios nunca existieron”.

Con información de ANSA

TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS

Martin L. King lo mataron hace 50 años, pero no sus sueños

MEMPHIS.- A las seis en punto del 4 de abril de 1968, Clara Jean Ester estaba en el Motel Lorraine en Memphis, Tennessee, y no se imaginaba lo que sucedería pronto. No imaginó convertirse en testigo de uno de los asesinatos del siglo, el de Martin Luther King. 
   
Solo ahora, cincuenta años después, ha decidido contar su historia. Mientras se realizan los preparativos en todo Estados Unidos para recordar al héroe de la lucha por los derechos civiles de los afroamericanos. Un icono aún hoy más vivo que nunca.
   
 
Clara, en ese momento estudiante universitaria, estuvo involucrada en la huelga local de trabajadores de la salud. Durante varias noches había pedido prestado el automóvil de su padre para acompañar a los militantes en sus incursiones, para quemar las empresas pertenecientes a los blancos. “Lamento decirlo, fue la rabia de ese momento llevarme en esa dirección”, explica. El 3 de abril, el icono de los derechos civiles y el Premio Nobel de la Paz llegaron a Memphis para dar un discurso, y Clara no podía fallar, estaba allí para escucharlo. Luego, al día siguiente, fue al motel Lorraine, y fue allí cuando Martin Luther King miraba desde el balcón frente a su número de habitación 306. La tragedia se consumó en unos pocos segundos, recuerda, a las 18:01 el Dr. King fue alcanzado por un único bala disparada desde un Remington 760, que entró en su mejilla derecha, dividiendo su mandíbula y varias vértebras mientras descendía a lo largo de la médula espinal, cortando la vena yugular y las arterias principales antes de detenerse en el hombro. Momentos convulsivos, de gran confusión. Algunos testigos dijeron que después del disparo vieron a un hombre, James Earl Ray, escapar de un propietario al otro lado de la calle. Ray fue arrestado después de una persecución mundial en el aeropuerto londinense de Heathrow dos meses después. King, por otro lado, fue llevado al Hospital St. Joseph, donde fue declarado muerto una hora después de recibir el disparo. Algunos testigos dijeron que después del disparo vieron a un hombre, James Earl Ray, escapar de un propietario al otro lado de la calle. Ray fue arrestado después de una persecución mundial en el aeropuerto londinense de Heathrow dos meses después. King, por otro lado, fue llevado al Hospital St. Joseph, donde fue declarado muerto una hora después de recibir el disparo. Algunos testigos dijeron que después del disparo vieron a un hombre, James Earl Ray, escapar de un propietario al otro lado de la calle. Ray fue arrestado después de una persecución mundial en el aeropuerto londinense de Heathrow dos meses después. King, por otro lado, fue llevado al Hospital St. Joseph, donde fue declarado muerto una hora después de recibir el disparo.

    Poco antes de su muerte, el líder del Movimiento por los Derechos Civiles saludó a las personas en el estacionamiento a continuación, incluida Clara Ester y su compañera de clase, Mary Hunt. Después de la explosión de la segunda bala, los dos subieron corriendo las escaleras y se encontraron junto a King: “Había sangre por todas partes, era difícil respirar”, dice. “Me sentí inútil y enojado, continúa, pero me di cuenta de que el hombre estaba dispuesto a dar su vida por la no violencia, así que decidí que haría todo para mejorar el mundo, de forma pacífica”.
 Ese evento trágico cambió la vida de los jóvenes para siempre. Después de la graduación, comenzó a trabajar en la organización de Mujeres de la Iglesia Metodista Unida. Y cuando King cambió a los Estados Unidos, ella decidió que cambiaría el vecindario en el que vivía trabajando como misionera entre los más pobres, y continuaría siguiendo la inspiración del líder de los derechos civiles. “Esa bala no nos quitó a Martin Luther King, él continúa viviendo, concluye, puedes matar al soñador, pero nunca matarás el sueño”.
images.jpg
INFORMACIÓN ANSA
TV&SHOW / RONDERO’S MEDIOS
Otras notas que te pueden interesar: